Archive for the ‘Poesía’ Category

h1

Poesía en intervalos

febrero 28, 2005
Ángel

Por petición implícita de Aigor escribiré mis aclaraciones (y perdones si es necesario) sobre “El Calor del Asfalto” 🙂

Cualquiera que haya leído a algún poeta lo sabrá, y los que no lo hayais hecho (aparte de recomendároslo) lo podreis intuir. Inundado por un sentimiento, un primer verso surge de nuestros pensamientos y a partir de ahí todo es desarrollar. Es como la definición y la declaración en programación, pero aún más poético ^_^ En una poesía desprecian el Amor y a las mujeres, y en la siguiente están a sus pies, cantando a sus cabellos rubios y a sus dulces gestos. De acuerdo que sean volubles, pero lo que realmente ocurre es que una poesía engloba un ánimo o un momento, no toda una personalidad o vida 🙂

En ese post y consiguiente poema todo gira en torno a la maldad que se le da a ELEGIR al ser humano, y al desastre que su elección conlleva. No escribiré un poema contrario pues sería la cosa más ñoña del mundo mundial (valga la estúpida redundancia 🙂 )

Al escribir te empapas del sentimiento (incluso lo exageras si es necesario) hasta el extremo de reducir tu campo de visión de los 180º a los 20º temporalmente… para escribir algo que transmita, o al menos no deje indiferente al lector. En este caso, como escribo para mí, me basta con que tenga un ritmo no del todo pésimo, una rima como mínimo aceptable, y la métrica me importa bastante menos, pues no me gusta privarme de bellas frases sólo porque se pasan una sílaba.

Conclusión. El ser humano es el animal más odioso de la tierra porque suya es la elección de sembrar el mal y lo ha elegido, pero también me alegro y doy las gracias por ser humana, ya que en cualquier otro caso, no hubiera podido disfrutar de acciones tan bellas, nobles y/o admirables como sólo el ser humano puede realizar, y con ellas causar sentimientos tan inexplicables como el Amor. Con sentimientos como el egoísmo o la ambición nace el mal, con la amistad y la hermandad germina el bien.

Así, nuestro don, se convierte también en nuestra perdición.

A simple vista parece un tema serio, digno de ser sopesado, invita a ELEGIR entre sentir o no sentir. Yo lo tengo clarísimo, aún con todas sus cosas malas, no podría vivir sin las buenas. Elijo… SENTIR.

h1

El calor del Asfalto

febrero 27, 2005

Como ya habreis advertido, últimamente ando bastante absorvida por el universo de Matrix. Así que, en esto que andaba yo el otro día pensando, de noche, frente a la ténue luz de la pantalla… cuando comencé a mezclar la guerra de hombres y máquinas de Matrix, en tonos azules, con máquinas sin vida por el suelo y una reinante Soledad… con la última Guerra Mundial que es la que estoy segura, acabará con la sociedad (es que si digo “humanidad” me hace sentir mentirosa). Dando como resultado el siguiente pequeño y humilde poema. Una única persona viva, errante entre los cuerpos metálicos y los humanos. Observando demasiado tarde el desdichado fruto que la maldad de su especie ha terminado por dar.

El calor del asfalto
deshace tu piel.
Los campos de flores
no huelen a miel.
Mortecino, el astro
se clava en tu sien.
La Guerra ha acabado
dejando su hiel.

Y al final de la montaña
no hallarás cielo ni aguada
tan sólo el humo que empaña
piras de muerte planeada.
Y he ahí la cantera extraña
que te da la bienllegada.
¿Quién recuerda la cizaña
cuando no hay en quién sembrarla?
Una vez muerta la araña
inútil se vuelve su celada.

Para mi el cáncer de este mundo es el Ser humano… nosotros hemos terminado con millones de cosas buenas que el planeta poseía, y seguimos haciéndolo. Somos el animal más vil, egocéntrico, interesado, despiadado, prepotente, frío e irracional (valga la paradoja) que ha existido jamás. Y a la vez, somos animales incapaces de vivir independientemente del resto. Por eso, si todos termináramos en una Guerra como tal… en el fondo me alegraría, pues por muy dañada que hubiese quedado, sin nosotros, la Madre Naturaleza podría volver a reconstruír un planeta habitable y verde. Al fin y al cabo… ¿Acaso se merecía todo lo que le ha pasado?

h1

El calor del Asfalto

febrero 27, 2005

Como ya habreis advertido, últimamente ando bastante absorvida por el universo de Matrix. Así que, en esto que andaba yo el otro día pensando, de noche, frente a la ténue luz de la pantalla… cuando comencé a mezclar la guerra de hombres y máquinas de Matrix, en tonos azules, con máquinas sin vida por el suelo y una reinante Soledad… con la última Guerra Mundial que es la que estoy segura, acabará con la sociedad (es que si digo “humanidad” me hace sentir mentirosa). Dando como resultado el siguiente pequeño y humilde poema. Una única persona viva, errante entre los cuerpos metálicos y los humanos. Observando demasiado tarde el desdichado fruto que la maldad de su especie ha terminado por dar.

El calor del asfalto
deshace tu piel.
Los campos de flores
no huelen a miel.
Mortecino, el astro
se clava en tu sien.
La Guerra ha acabado
dejando su hiel.

Y al final de la montaña
no hallarás cielo ni aguada
tan sólo el humo que empaña
piras de muerte planeada.
Y he ahí la cantera extraña
que te da la bienllegada.
¿Quién recuerda la cizaña
cuando no hay en quién sembrarla?
Una vez muerta la araña
inútil se vuelve su celada.

Para mi el cáncer de este mundo es el Ser humano… nosotros hemos terminado con millones de cosas buenas que el planeta poseía, y seguimos haciéndolo. Somos el animal más vil, egocéntrico, interesado, despiadado, prepotente, frío e irracional (valga la paradoja) que ha existido jamás. Y a la vez, somos animales incapaces de vivir independientemente del resto. Por eso, si todos termináramos en una Guerra como tal… en el fondo me alegraría, pues por muy dañada que hubiese quedado, sin nosotros, la Madre Naturaleza podría volver a reconstruír un planeta habitable y verde. Al fin y al cabo… ¿Acaso se merecía todo lo que le ha pasado?

h1

Humor poético

enero 16, 2005

Este es el bocadillo de una tira de humor que realmente me ha tocado, y no hablo precisamente de humor. En una conversación en la que la idea del amor eterno está muriendo a manos de los amores fugaces, esto es lo que dice la protagonista (y después de esto es cuando los defensores del amor fugaz rompen a llorar):

Yo he conocido a muchos hombres, pero ninguno me ha llenado. Un hombre nuevo es como un coche nuevo: al principio te parece maravilloso y después de dos semanas, ni reparas en él. Cambiar de casa todo el tiempo es lo mismo, al final ninguna es “tu” casa. Prefiero a Adán. Llena mis fantasías y yo las de él. En ciertos momentos soy su mamá; en otros, él es mi papá; a veces, somos amantes. Jugamos, charlamos…

El amor eterno dura un día… y así llevamos 27 años.

h1

Mi alter ego y sus tesoros

diciembre 31, 2004

Luna es mi alter ego. Ni Lady Pain, ni Beyadona, ni Marta, ni nada… Luna. Es Luna quien escribe poesía, es Luna la bohemia, la misteriosa, y la mágica…

Alguien a quien sin siquiera ver empiezo a considerar amigo, alguien que al otro lado de la pantalla me muestra su amor por la belleza, la lírica y los sueños, me está incitando a recordar todo lo q escribí, y a desear compartirlo.

Esto lo escribí para un amigo “bohemio”, cuando lo descubrí como tal 🙂 Puede aplicársele a cualquiera de los bohemios q se cruzan en mi vida, incluido ese nuevo amigo poeta ^_^, y jamás llegan a salir de ella (del todo al menos) aunque el tiempo nos separe… Para todos ellos… mis tesoros… q se den por aludidos, un beso :*

Cuando tengo a quién, normalmente personas con las q de repente me une fuertemente el lazo de apreciar la belleza oculta de este mundo, gente privilegiada q como yo es capaz de ver belleza en cosas sencillas o aparentemente simples, feas o etéreas (incluyendo en esta última la literatura)… escribo mails en los q tan sólo me permito el lujo dejar q las palabras fluyan de mí.

Empiezo a creer q las casualidades no existen, desde hace un par de meses, estoy en ese cambio de pensamiento, como tantas otras han ido cambiando… Y me refiero al hecho de las ganas q tenía de verte desde el sábado, o lo q sin querer se ha ido hilando en mi cabeza, esa frase “me encantaría conocerte más”. Tan sólo digo “Es momento para q nos conozcamos más”.

Yo sí te diré “pobre” o “cuídate”, pero todo ello acompañado de una caricia o un querer protegerte en mi regazo… Es mi virtud y defecto. No confío en las palabras desde hace mucho, son los gestos los q hablan con sinceridad…

Ojalá hubieras entrado conmigo en la universidad aquella cenicienta y seca mañana de otoño… Llegué a la parte de atrás del edificio, a mí jardín…. y en vez de la clásica ladera verde, bien cortada y arreglada, me encontré con un mar de hojas de todas las tonalidades entre el oro, el chocolate y el fuego. Había allí pintadas olas doradas y profundidades color incienso… Jamás había visto algo así… me torturé por un rato sabiendo q cuando saliera del titán de cemento, aquel mágico océano habría muerto a manos de los jardineros… y los maldije. Lo q habría dado por inmortalizar aquella imagen… aunque esté grabada en mi cabeza… no lo estará para nadie más… y cuántas personas pasarían aquella oscura y a la vez clara mañana mirando sin ver aquel milagro, aquella obra de Arte q la Naturaleza me brindó…

Releyendo tus pensamientos vueltos Arte, las lágrimas luchan por salir de mis ojos…. y la nariz se queja con un leve cosquilleo. Al igual q tú, creo, me alegro de haber sufrido, pues me siento orgullosa de quién soy, de cómo soy, y de qué soy para los demás. Y ya q los seres humanos estamos hechos de experiencias… burda contradicción… al final deberé dar las gracias por haber sido infeliz gran parte de mi vida, por haber tenido una infancia desgraciada, y una adolescencia arrinconada.

Pareces tan directo, tan seguro, tan desvergonzado, y en tus escritos no veo más q un inocente muchacho deseando tener una princesa q se sonroje con sus dulces palabras y a la q acariciar su fina piel sin apenas rozarla… Inocente no por ignorancia, inocente porque como bien dijo el sabio una vez “La inocencia no es un punto de partida, si no de llegada”. Es lo q ocurre cuando te cansas del hedonismo y lo superfluo, q quieres algo sincero, algo profundo, en lo q demostrarte q no es el placer lo q buscas, q has comprendido q no es eso lo q realmente quieres. Q quieres inocencia, sonrisas y tímidas miradas, y entederse sin hablar, y comprender sin tener apenas q pensar. Creo…

Luna… por qué aquel olvidado amigo me vestiría con ese nombre. Ella es la protagonista de los sueños, los poemas y los relatos… no yo. No quiero quitarle protagonismo. Ella es la Reina deforme de todas las mujeres, y el comodín para hablar de cada una de nosotras… sin utilizar la etiqueta q llevamos por nombre.

Ten cuidado conmigo… me has abierto una puerta… no pienso desperdiciarla…

Gabon maitia…

Lady Pain. 17-8-04

h1

Días grises

diciembre 28, 2004

Hoy es uno de esos días en los que (casi) todo parece gris. Lluvia, frío, mal cuerpo, viaja en tren, anda rápido entre paraguas, da vueltas, crúzate con quien no te apetece… y ve al encuentro de Iban. ¡Aleluya! Algo bueno…

Hacía mucho q no me sentía así, desde mi encierro para exámenes de septiembre, momento en que me sentí como hoy, y en el que escribí… esto:

Bien, aquí estoy… Hora bruja en mi habítaculo, y yo aquí sola ante mi Luna Azul, me evaporo en tedio y apatía. Soy una vela ignorante de cuántos son los centímetros que le quedan para terminar de consumirse. El Sueño, tan eficaz perdonavidas como la propia muerte, ya que no suelo sufrir pesadillas… hoy se niega a visitarme.

Soy una bohemia en potencia… encerrada entre estas cuatro paredes de cuestionable consistencia. Gracias Amor por sacarme anoche un rato a disfrutar de tu compañía, por hacer que el viento me soplara en la cara juguetón, haciéndome cosquillas en la nariz, y obligándome a arrugarla, divertida.

¿Qué es lo que es? ¿Una situación extrema en la que más que nunca las palabras desean salir y desprenderse de mí como rayos de luz que atraviesan un diamante?

Canelo. Mi cachorro de peluche también se llama Canelo. Porque tiene manchas marrones claritas, como la canela. Y es suave al tacto, como al gusto la canela. Y si se llena de polvo me hace estornudar… como la canela.

Lo más entretenido contra el aburrimiento es maltratarte. ¡Genial Lady! Comienzas a parecerte a Jack el Destripador… Placer, Dolor… Opio, Absenta, Láudano… Johnny dame un poco… Y un sillón rojo, hinchado y sedoso. Y una chica.. una preciosa chica con ropa de época pero aspecto callejero, porque prefiero lo público… Por ejemplooo… El Bronx a Harvard. ¿Quién sabe más? ¿Seguro que los de Harvard? El Hada Verde… a la coca blanca, artificial y sinsentido de otra gente. ¿Radical? Qué más da… a estas alturas… como si por ello muero.

[Escuchando: Johnny Cash – Hurt (video) – – (03:57)]
h1

Semper Eadem

noviembre 22, 2004

Deja, deja mi corazón embriagarse con una mentira,
y se hunda en tus ojos como en bello sueño,
y largo tiempo duerma al pie de tus pestañas!>>

SEMPER EADEM. Charles Baudelaire.

Para Baudelaire el corazón humano era una instancia en la q siempre había algo q agonizaba. Quizá sea cierto, pero el Amor, verdad o mentira, consigue tener suficiente peso para dar la felicidad, y ganar la batalla a la agonía o el tedio… O al menos… esa es mi experiencia ^_^…