Archive for the ‘Sentimiento’ Category

h1

Lady Pain taking da’ house

julio 31, 2007

icono de audio Ostara – Reiki Love Part 3

Si alguien os pregunta cuáles son los placeres de la vida, ¿qué responderíais? Tic, tac, tic, tac… A ver si adivino… comer, dormir y f0llar. Algo parecido a esto, más o menos ordinario, estamos todos tentados a responder. Alguien se tomó la pregunta más en serio de lo esperado, y la conversación terminó en una búsqueda filosófica de los grandes (paradójicamente pequeños) placeres de la vida, que por cierto… son gratis. Estos son los míos, y os invito a que sintáis cada uno de ellos, y busquéis los vuestros.

Sentirse pequeñito mirando las estrellas, coronar una montaña, el olor a hierba recién cortada, escuchar el ronroneo de la aguja sobre un vinilo, dejarse aconsejar por alguien que te conoce bien, llegar calado a casa y abrazados enroscarse en una manta frente a una estufa, ver una película en buena compañía, las noches de verano en las que no hace falta chaqueta, terminar algo, llorar de felicidad, el último día de clase, que te acaricien la espalda, hacer sonreír a un amigo triste, vivir un gran concierto, que se erice el vello ante una frase, cambiar una noche de fiesta por una conversación inolvidable, el tacto de los pies descalzos andando sobre la hierba mojada, recordar anécdotas viendo fotos antiguas, que haya quien se preocupe por no dejar de conocerte, recibir un regalo que no esperabas, las escapadas improvisadas, andar entre calles antiguas, el momento exacto en el que deja de importar estar mojándose bajo la lluvia, recibir noticias de alguien del pasado, enterarte de que van a hacer segunda parte de tu juego favorito, encontrar una nota, observar moverse una oruga de colores, despertarse y ver todo nevado, las sobremesas familiares, que llegue un paquete para ti, que te despierten con besos, sonrojarse, relamerse tras un postre casero, tener un sueño, perseguirlo… pero sobre todo…

Amar y ser amado, poder ser de ayuda a un amigo, emocionarse, conocer a una persona más en la vida por la que la existencia merece la pena, hacer el amor muy lentamente, y llorar por la inmensidad del sentimiento, o vivirlo salvajemente. Reírse a carcajadas, compartir caricias en la tranquilidad de un día soleado, hablar con la mirada, bromear con complicidad, recibir un SMS que sólo diga “Te Quiero”, escuchar susurrado un “Tú puedes”, recibir un beso cuando no lo esperas, abrazar con tanta intensidad que no haya espacio ninguno entre los dos cuerpos, y tantas otras cosas que el amor con sus muchos nombres y sabores, puede ofrecer.

Han pasado muchas cosas buenas en este tiempo, también alguna menos buena, pero… ¿para qué perder el tiempo con el típico artículo resumen? Muchos me habéis sorprendido preguntando aún mucho tiempo después acerca de mi vuelta y la de alu. No pensé que siguierais acordándoos de mí, aunque yo también me he acordado terriblemente de vosotros =) No sé cómo llevaré ahora el blog, también sé que agosto no es el mejor momento ni para bloggear ni para seguir blogs, y además quería terminar antes el theme, pero me apetecía y he hecho un arreglillo rápido. El break ha sido positivo, y sea como sea, no pienso dejar que eso cambie. Hay muchas cosas de las que hablar, pero ninguna prisa.

Sed buenos =)*

h1

VIDA

mayo 11, 2006


Life Rating

Voy a hacerme eco del post de alucard ($ echo $POST_ALU), ya que hace mucho que no hacía uno de estos y de paso pienso un poco en mí. A veces se nos olvida. Vivimos tan estresados… No es que tengamos muchas cosas que hacer (no todos al menos), si no que tenemos muchas cosas en las que pensar. Tenemos tantos hobbies, tantos vicios, tantos sueños, tantas pesadillas… que aunque nos sobre el tiempo para sentarnos un día en soledad sobre nuestra cama y pensar un poco dirigiéndonos a nuestro interior, no lo hacemos.

¿Cuánto hace que no os poneis a recordar anécdotas de cuando teníais 15 años? O a vuestro mejor amigo con 8 años. El mío era un cielo, no nos separaba nadie =). Quizá haya recuerdos de partidos de fútbol, de amistades que han desaparecido, o que han cambiado. Noches en el pueblo de algún compañero en la que más que dormir fue hablar y hablar, y confesarse acerca de cualquier cosa, o escuchar respuestas a preguntas que se le hacían al/la más ligón/a. No recuerdo la última vez que miré al cielo nocturno con verdadero fervor. No, espera… sí, sí que lo recuerdo… fue en Pirineos, siempre caigo embrujada ante esa infinita cúpula que me hace sentir minúscula. Recuerdo que cuando era pequeña, Altos Hornos aún estaba en marcha y gracias al ambiente contaminado siempre teníamos cositas brillantes en la piel. Sestao era mucho más oscuro y triste en aquel entonces, aunque yo lo sigo viendo igual por mucho verde que pongan. También recuerdo que quería tocar esas preciosas orugas con pelos de colores, pero también me daban asco. Y los disfraces hechos en la escuela con bolsas de basura de colores. Y aquel rincón del patio en el que nos subíamos a la valla para que nos diera en todo el cuerpo un viento de muchísimos km/h, pues estábamos justo sobre la cantera.

Eran buenos tiempos. No tenía muchos amigos, pero los que tenía eran imborrables. Hoy sigue siendo igual, sólo que ahora tengo un moooontón de conocidos. Debe ser la edad, con la edad surgen las reglas sociales y la educación. Al menos antes si alguien te odiaba te lo dejaba claro. Claro que nadie se preocupaba de ocultar sus intereses. Si tenías un mazo de cromos por abrir te salían amigos de todas partes. Qué tontería, comparar tiempos… todos tienen sus más y sus menos. Y no, lo cierto es que no me quejo de conocidos. Me alegran el día cuando nos cruzamos y sonreímos. Pero me doy cuenta de que me faltan amigos. Hay gente con la que puedo contar cuando quiera, pero es pura confianza, porque realmente tampoco sabemos tanto los unos de los otros. Y yo también acudiría a su llamada. ¿Será que la vida de hoy en día es así? ¿Debemos conformarnos con conocer a medias a nuestros amigos? Porque pocos quedan ya de los que conocía bien… de los de la escuela y el instituto.

Recuerdo que la primera vez que toqué un ordenador fue en 6º de EGB. Eran unos monitores amarillentos con unas cajas con dos disketteras para floppys. La cosa iba bien cuando metíamos programas educativos con gráficos de tres o cuatro colores. Pero cuando llegamos a la parte de los comandos de MS-DOS no sabía ni por donde me daba el aire. ¿”cd B:”? ¿”dir”? Dónde andarará esa maldita hoja de comandos… aún la veo por aquí perdida de vez en cuando. Guau, eran verdaderos conjuros para mí. Qué ironía. Después llegó mi Pentium 166 con el Quake, y el Battle Chess, y el Duke Nukem… y… bueno… mi perspectiva sobre la informática cambió mucho xD

No sé… a veces echo en falta todo aquello. Todo era nuevo, todo era mágico… cualquier cosa te hacía saltar el corazón. Recuerdo que cuando aprendí a leer, iba por la calle leyendo en voz alta todos los carteles que me cruzaba, ¡Me encantaba! No sé cómo pudo aguantarme mi ama =)

No volvería atrás… claro que no. Ahora tengo cosas que antes no podía ni entender, ni sentir, y no las cambiaría por nada. Pero creo que es el Amor, el que nos hace sentirnos a menudo como cuando éramos niños. Nos ilusionamos con pequeñeces, nos enfadamos por tonterías, nos volcamos 100% en lo que hacemos y nos ayuda a superar todas las barreras con la misma alegría con la que lo haríamos si fuéramos niños. Nos caíamos, nos abríamos la rodilla, llorábamos fuerte, y vuelta a jugar. Era guay. A veces pienso que ser niño es ser lo más frágil del mundo, y a la vez lo más fuerte.

h1

La Piedra Angular

abril 28, 2006

FastCompany.com ¿Veis los pequeños iconitos juntos a los títulos? Si haceis un “Ver imagen” ¡¡Son transparentes y el color se aplica con CSS!!! Con esto conseguimos que la paleta de colores del sitio sea totalmente diferente cambiando tan sólo unas líneas del CSS. Y sólo esta es una de tantas maravillas que los grandes diseñadores son capaces de hacer (o tienen la ocurrencia de).

Me ha encantado leer al gran diseñador Dan Cerderholm porque empezó como yo, fijándose en millones de ejemplos y a base de prueba y error, no de una forma académica y guíada, y juro que eso me traía de cabeza: “Yo funciono así pero… ¿estaré haciéndolo mal?”

¡Me siento tan identificada! ¡Me apasiona el diseño! Siempre tengo la necesidad de crear, si no son fotos, son artículos para el blog, y si no, hago diseños en mi mente que muchas veces no plasmo en papel (o en digital), porque generalmente no son tan buenos, pero últimamente las ideas fluyen con más éxito. Si supiera crear música, pintura, escultura… también lo haría =). Pero lo maravilloso del diseño es que mezcla Arte y Tecnología, y esa mezcla es justo lo que creo que realmente me define.

El diseño que había hecho para el Cafe UD era una mierda, de verdad. Parecía más un blog amateur que una página web para cientos de personas. Y me he enfadado conmigo misma de verdad, porque no es eso lo que me han enseñado todas las páginas que he visto y todos los manuales que he leído. ¿Mediocre? Menos que eso. Por eso vuelvo a empezar, y al menos la paleta de colores sé que la tengo fija (si es de la uni tiene que ser azul).

Así que aquí me teneis, leyendo el capítulo de mi libro en el que habla del fantástico diseño dinámico a tres columnas. Y por lo que más quiero, que el diseño de Cafe UD va a ser para caerse de espaldas.

Estoy apunto de llorar =’)… nunca nada que no fuera sentimental me había apasionado tantísimo. Si no sabeis lo que es el creer haber encontrado la piedra angular de uno mismo, eso que nos llena, nos apasiona, nos reconforta y nos duele cuando no es como queremos… ojalá lo vivais algún día, y ojalá yo no esté viviendo un espejismo, ni vaya a ser una de tantas cosas que pruebo y postergo 😉

Por otro lado, estos días me he encontrado también haciendo las tareas de pixelera, que aunque también son parte de un diseñador que se precie, no me veía tan pronto en ello =) Bueno, no he hecho iconos, pero he hecho un par de logos, entre ellos un remix del logo original de la uni, que no sé qué os parecerá. Aishhh… hay tanto que aprender y tanto que mejorar:

logo uni

logo uni nuevo

“Suelo diseñar de forma visceral”. Gran frase.

Amén, Dan.

h1

Querido compañero…

abril 28, 2006

No te conocí a falta de 5 meses. Pero tenemos muchas cosas en común. Han pasado ya tres años y la universidad aún llora tu pérdida, y después de leer ayer tu rinconcito, yo también.

Sin haberte conocido en persona, creo que X-evian fue la primera distro que probé, gracias a JaXvi & company. Aún la tengo aquí guardada. No me da ninguna vergüenza unirme y decir, porque realmente lo siento así, que ojalá el día que abandone este mundo la gente me quiera tanto como a ti para saber que he hecho algo bueno en vida, y ojalá no me quieran nada para no sufrir como lo hicieron y hacen por ti.

Estés donde estés, eres el claro ejemplo de lo que debemos conseguir. Compartir, hacer felices, dar, dar, dar… ¿acaso hay algo más fantástico que una sonrisa como recompensa? Yo no conozco mayor satisfacción. Y no intento abrir heridas, pues estas heridas nunca se cierran, pero me es imposible no decir nada después de todo lo que he leído, y menos en estas fechas.

Hoy, tres años después, de parte de todos nosotros… Xevian… gogoan zaitugu =(*

h1

Reflexión

abril 10, 2006

A veces me preguntan por qué voy preparada un día cualquiera entre semana (aisshh… qué gente tan indiscreta…). A veces voy a la uni con vaqueros y camiseta friki, pero es cierto que otras me levanto y tengo ganas de prepararme (mmm… y me siento igual de perfect!). Y de eso depende, de lo que me apetezca. Quizá a veces la pregunta me sorprenda porque simplemente sigo impulsos (¿hacen falta razones para todo?), y no responda muy adecuadamente, pero ahora pensándolo, sé que la razón la tengo más clara que el agua (si ellos supieran!). Y si por ella he de ser considerada rara, pues así sea.

Si esperamos a fechas especiales para vestir de forma especial, comer en un lugar especial, dar sorpresas especiales y estar con alguien especial… quizá mañana ya no estemos aquí para arrepentirnos de no haberlo hecho en su momento, y nos daremos cuenta de que nuestra vida ha sido de todo menos especial. La vida puede ser muy corta, o muy larga, pero por si acaso, no pienso permitirme el lujo de irme al otro barrio teniendo algo de lo que arrepentirme =)

h1

Los Cambios en el Eje Temporal

marzo 20, 2006

Night Hunting

Mirarse al espejo puede ser un acto de egocentrismo, pero en ocasiones, puede ser también el más íntimo encuentro con nuestro yo interior y generalmente inconsciente.

Mirarse al espejo en el mísero baño de algún tugurio un sábado a la noche es un encuentro casi ancestral, un punto de inflexión en el que quizá sin darnos cuenta, reflexionamos y tomamos decisiones y actitudes que decidirán el final de la noche. Quizá seamos presas (pero con oportunidad de decidir) o quizá seamos cazadores. Lo que está claro es que en esa mirada a nosotros mismos, algo cambia, algo se decide, y algo viene a suceder.

=======

Nuevas y teatrales palabras de viejos recuerdos =) ¿No mirais alguna vez hacia vuestro pasado y os sorprendeis de lo que veis? Pero es curioso que aunque resulte tan lejano, aún podamos meternos en esa piel que ya abandonamos hace tiempo y sentir que aún puedes notar algo de todo aquello. Tanto como para poder escribir unas palabras que no sientes, pero podrías, tranquilamente, haber sentido en aquel momento =)

Sorprende cómo cambiamos. Sorprende que aquella persona por la que morías fuera al final un capullo/a, que aquel que te caía mal se volviera tu mejor colega o que acabaras cayendo en las redes de aquello contra lo que durante años habías ido. O en las redes de alguien inesperado =P

Y es que todos habremos pensado miles de veces… “¡Las vueltas que da la vida!”. Pero con vueltas y todo, sigue adelante, y poco a poco se nos va yendo la juventud y las fiestas típicas de los 17. Las recordamos con nostalgia, recordamos a los amigos, a los grupos que surgieron, las parejas de colegas, los disgustos, los findes especialmente divertidos que quedaron en la memoria, las apuestas… Todo lo vamos almacenando y vamos viendo, que ese cajón se va archivando y llevamos sin meter nada nuevo desde hace ya bastante tiempo.

Te consuelas y piensas “Bueno, pero ahora tengo otras cosas”, pero todos sabemos que no, que algo de especial tiene esa edad que se está yendo y no volverá. Y ahora, la gente está desperdigada. Unos estudian, otros se echan novio/a, otros trabajan, otros siguen igual, y otros muchos se echan a perder sin saber muy bien cómo ni por qué. Selección natural, que decía Darwin. Y te da pena, y te sientes mal. ¿Pero por qué? Ya no somos los mismos de antes, no se puede medir a la gente por el rasero de hace unos años, porque todos hemos cambiado. Lo único que puedes sentir, es no tener algo sólido que te recuerde con fuerza aquello que viviste.

Así que, lo mejor, es quedarse con quien hoy en día sigue interesando, a quien hoy en día sigues valorando y te sigue valorando, y tirar para adelante procurando no perderlo. Si de algo hay escasez en esta vida de comodidades y posesiones, es de amigos =).

h1

Desde mi ventana

febrero 6, 2006

Demasiadas actitudes muy similares a las mías
son las que observo desde mi ventana dia tras día
por cierto, ése es el chaval del que te hablé el otro día
¿te acuerdas que te dije que me sorprendía?
Pues aún más todavía
ya he visto cosas de él que me recuerdan a yo que se qué
que provocan que me diseque
y es que es incomprensible, que baje dios y me lo explique
por qué este estado de confusión a mí se me aplique
y en casos en los que no tengo nada que ver se me impliquen
y que problemas como éste se justifiquen de una vez
y pense que entré en mi madurez con enterez
y es sólo sorprenderme y pararme al ver su tez
¿qué harías tú si vieras a ese niño igual que tú?
¿qué harías tú si vieras que se viste igual que tú?
que camina igual que tú y que se comporta igual que tú
y que tan pequeño y baja de noche a la calle igual que tú…

dime por qué si es que lo sabes
dime por qué lo veo yo tan cerca y no es capaz de verlo nadie
antes pensaba que de algo más normal se trataba
pues me equivocaba y mi situación no se aclaraba.

(…)

Aunque algo me dice que algo tengo que hacer por él
debo aconsejarle, hablarle, explicarle, amarle
por el mejor camino de todos guiarle
y a la vez dejarle que aprenda por sí sólo
de todos modos, somos nosotros quien cambia los entornos
procuraré que al menos él hinque los codos
que saque la cabeza a flote y luche como pocos.

Extracto de “Desde mi ventana” por Falsa Alarma.

Hoy mi hermana me ha puesto esta canción rap, una de tantas con ese tono y esas verdades que te dejan hecha polvo. Y esto ha hecho que afloren ciertos sentimientos que tengo desde hace mucho. Una de tantas cosas que la enrarecida sociedad de hoy en día respira, y yo percibo, y pienso, y me planteo.

A todos los niveles y en todas las esquinas, en todos los grupos, encuentro ejemplos de este extraño fenómeno que hoy en día se da. En la cultura del Hip-Hop, entre los linuxeros, los macarras del barrio, en cualquier tribu urbana que se os ocurra… pensad en alguno de los auténticos, en alguno de los que llevan mucho tiempo. Personas forjadas a base de hierro ardiente y fuego. Gente que no ha hecho más que recibir y aprendió a sobrevivir en las junglas de los barrios peligrosos siendo también alguien peligroso. O jóvenes que empezaron a cacharrear con ordenadores e internet cuando sólo existían pequeños servidores con cientos de ficheros, y que aprendieron antes a leer manuales que comics. Esas vivencias durante muchos años han hecho de ellos lo que son hoy en día.

El problema es que los adolescentes y jóvenes de hoy en día son parecen igual que ellos, y ¿cómo pueden serlo si no tienen todas esas vivencias a la espalda? ¿Cómo puede un chaval que lo ha tenido todo en casa ir por ahí con una navaja en un bolsillo y 200 gr de chocolate para vender en el otro? Desde luego no por desarrollo natural, ni por necesidad, más bien por imitación/diversión.

La juventud de hoy en día no tiene identidad, no vive su propia vida, intenta vivir la de otros, pero de forma errónea, ¿cómo voy a cruzar la puerta del fondo si no he atravesado el pasillo? Rápido, fácil y resultón. Suficiente. Pero en cuanto se encuentren perdidos no sabrán cómo salir, porque no tendrán la experiencia, sólo la apariencia.

“Lo importante en esta vida es hacer lo que el Corazón y el Alma te pidan”.

Technorati Tags: