h1

Mi alter ego y sus tesoros

diciembre 31, 2004

Luna es mi alter ego. Ni Lady Pain, ni Beyadona, ni Marta, ni nada… Luna. Es Luna quien escribe poesía, es Luna la bohemia, la misteriosa, y la mágica…

Alguien a quien sin siquiera ver empiezo a considerar amigo, alguien que al otro lado de la pantalla me muestra su amor por la belleza, la lírica y los sueños, me está incitando a recordar todo lo q escribí, y a desear compartirlo.

Esto lo escribí para un amigo “bohemio”, cuando lo descubrí como tal 🙂 Puede aplicársele a cualquiera de los bohemios q se cruzan en mi vida, incluido ese nuevo amigo poeta ^_^, y jamás llegan a salir de ella (del todo al menos) aunque el tiempo nos separe… Para todos ellos… mis tesoros… q se den por aludidos, un beso :*

Cuando tengo a quién, normalmente personas con las q de repente me une fuertemente el lazo de apreciar la belleza oculta de este mundo, gente privilegiada q como yo es capaz de ver belleza en cosas sencillas o aparentemente simples, feas o etéreas (incluyendo en esta última la literatura)… escribo mails en los q tan sólo me permito el lujo dejar q las palabras fluyan de mí.

Empiezo a creer q las casualidades no existen, desde hace un par de meses, estoy en ese cambio de pensamiento, como tantas otras han ido cambiando… Y me refiero al hecho de las ganas q tenía de verte desde el sábado, o lo q sin querer se ha ido hilando en mi cabeza, esa frase “me encantaría conocerte más”. Tan sólo digo “Es momento para q nos conozcamos más”.

Yo sí te diré “pobre” o “cuídate”, pero todo ello acompañado de una caricia o un querer protegerte en mi regazo… Es mi virtud y defecto. No confío en las palabras desde hace mucho, son los gestos los q hablan con sinceridad…

Ojalá hubieras entrado conmigo en la universidad aquella cenicienta y seca mañana de otoño… Llegué a la parte de atrás del edificio, a mí jardín…. y en vez de la clásica ladera verde, bien cortada y arreglada, me encontré con un mar de hojas de todas las tonalidades entre el oro, el chocolate y el fuego. Había allí pintadas olas doradas y profundidades color incienso… Jamás había visto algo así… me torturé por un rato sabiendo q cuando saliera del titán de cemento, aquel mágico océano habría muerto a manos de los jardineros… y los maldije. Lo q habría dado por inmortalizar aquella imagen… aunque esté grabada en mi cabeza… no lo estará para nadie más… y cuántas personas pasarían aquella oscura y a la vez clara mañana mirando sin ver aquel milagro, aquella obra de Arte q la Naturaleza me brindó…

Releyendo tus pensamientos vueltos Arte, las lágrimas luchan por salir de mis ojos…. y la nariz se queja con un leve cosquilleo. Al igual q tú, creo, me alegro de haber sufrido, pues me siento orgullosa de quién soy, de cómo soy, y de qué soy para los demás. Y ya q los seres humanos estamos hechos de experiencias… burda contradicción… al final deberé dar las gracias por haber sido infeliz gran parte de mi vida, por haber tenido una infancia desgraciada, y una adolescencia arrinconada.

Pareces tan directo, tan seguro, tan desvergonzado, y en tus escritos no veo más q un inocente muchacho deseando tener una princesa q se sonroje con sus dulces palabras y a la q acariciar su fina piel sin apenas rozarla… Inocente no por ignorancia, inocente porque como bien dijo el sabio una vez “La inocencia no es un punto de partida, si no de llegada”. Es lo q ocurre cuando te cansas del hedonismo y lo superfluo, q quieres algo sincero, algo profundo, en lo q demostrarte q no es el placer lo q buscas, q has comprendido q no es eso lo q realmente quieres. Q quieres inocencia, sonrisas y tímidas miradas, y entederse sin hablar, y comprender sin tener apenas q pensar. Creo…

Luna… por qué aquel olvidado amigo me vestiría con ese nombre. Ella es la protagonista de los sueños, los poemas y los relatos… no yo. No quiero quitarle protagonismo. Ella es la Reina deforme de todas las mujeres, y el comodín para hablar de cada una de nosotras… sin utilizar la etiqueta q llevamos por nombre.

Ten cuidado conmigo… me has abierto una puerta… no pienso desperdiciarla…

Gabon maitia…

Lady Pain. 17-8-04

Anuncios

2 comentarios

  1. Bueno amiga bohemia, respondere a la parte que me toca con un poema escrito para quien quiera sentirse identificado con el…

    “El encanto de la noche”

    Cada noche,
    cuando llega el crepusculo
    ansioso espero en el tejado
    la llegada, de la luna bella.

    ¿Que tendra?
    que cada noche ruboriza mis mejillas,
    que consigue acabar con mis ideas
    de que el mundo, es un lugar de perdicion.

    No lo se.
    Solo se que cada noche ella me espera,
    sin remilgos, ni ataduras
    sin una palabra fea…

    Y dormido quedo cada noche
    soñando que estoy en su regazo,
    Mientras me mece con dulzura,
    sin rechazo.

    ¿Que tendra?
    que consigue enamorarme
    con el simple hecho de aparecer
    brillando, entre las nubes.

    Tal vez su sensibilidad innata,
    su haz de luz, que ilumina mi camino.
    O quiza sea que desde que la vi,
    es la dueña de mi destino…

    Freshmaker

    Espero que lo disfrutes porque la Luna es algo demasiado hermoso para no tener en cuenta 🙂
    Debo decir, que la vida esta apagando mi alma bohemia pero ahi sentimientos que nunca se olvidan y sensaciones que jamas se pierden…


  2. Qué razón tienes Freshmaker! La luna es una de las imágenes más inspiradoras que existen… más preciosa, más brillante… La tengo muy presente siempre, y si no pregúntale al vampirillo, q ya se acuerda de mí cuando la ve ;P

    muxus!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: