Archive for the ‘Trabajo’ Category

h1

¿Tienes cambio?

octubre 1, 2007

Delirio – ¿Cómo se llamaba la palabra que describe el preciso momento en que te das cuenta de que has olvidado qué se siente al hacer el amor con alguien que te gustaba hace tiempo?
Sueño – No existe.

– ¿Hay una palabra para cuando olvidas el nombre de alguien cuando quieres presentarlo a otra persona al mismo tiempo que te das cuenta de que también has olvidado el nombre de la persona a quien quieres presentárselo?
– No.

Em. ¿Cómo se llama la palabra cuando las cosas no son siempre iguales? Ya sabes, seguro que existe, ¿verdad? Tiene que haber una palabra… Lo que te hace saber que el tiempo ocurre. ¿Existe una palabra?
Cambio.

Sandman. Vidas Breves, Cap. 3 y 4.

Las cosas están liadillas por estos lares =). Me siento híper-contenta con las fotos y la sesión del otro día con Paula (aún sigo añadiendo) y encima la muy insensata quiere volver a trabajar conmigo (sé que lo leerás ;P). Sólo tengo ganas de que a otras chicas les gusten mis fotos y quieran hacer algo conmigo, a su ritmo… Tener la oportunidad, porque tienes modelo, de ponerte detrás de la cámara, jugar a sacar lo mejor de ellas, y sacar después los fallos en buena compañía, aprender, y darte cuenta de que has aprendido de la vez anterior, y de que encima ellas están contentas… es muy gratificante. Ver el avance de una ocasión a otra, sorprenderte a ti misma. Esta vez voy a ser yo la que tome la iniciativa y empiece a llamar a todas aquellas que en su día me escribieron interesadas, y a las que debo demostrar agradecimiento.

Pero no es suficiente… Ayer fue ya demasiado realismo de golpe. Soy un ser que se rige por lo racional en la mayor parte de su vida (en otras de manera casi completamente emocional, pero son las menos). Siempre he ido sobre seguro, siempre elijo de entre mis posibilidades, la que supone más seguridad y tranquilidad para mí, aunque sea la que menos me apetece. Esta vez me quería arriesgar, me quería lanzar con ojos vendados a intentarlo con la fotografía. Hasta que hablando con mi tío, fotógrafo amateur desde hace años (que quizá no se arriesgue demasiado con sus tomas, pero tiene unos conocimientos y una técnica que envidio), me dijo que había estado hablando con su “maestro”. Ese chico recomendaba que si lo quería intentar de verdad, nada de cursos de dos días a la semana… Vete a Madrid, a Barcelona, ¡o a Londres si puedes!

Además del dinero que implica, y de las pocas ganas que tengo de ajetreo recién salida de la universidad, lo peor estaba por oírse. Ese hombre si que tiró la casa por la ventana, estuvo dos años estudiando en Barcelona, en una de las mejores escuelas de fotografía del país, el tío encima ¡debe ser buenísimo!… y malvive de la fotografía, dando cursos municipales, haciendo alguna que otra boda y algún que otro trabajillo… Llega con suerte a los 1000€ y vive de alquiler. Mmmm…

Y luego está la otra cara de la moneda… la del fotógrafo de las fotos de las supernenas que invaden las portadas de la revista de la uni, que había sufrido hasta conseguir lo que quería, pero que ahora tenía su propio estudio profesional (no tienda de fotos) y al que las cosas no le iban nada, nada mal. Pero para eso hay que ser hiperactivo, tener mucha suerte, arrojo y nervios de acero. Y yo de eso ando un poco escasa, y no estoy dispuesta a sacrificarlo todo por un sueño. Todo no, no puedo evitarlo. No puedo ir por la vida pensando que todo me va a salir bien haga lo que haga, porque nunca es así, es mejor tener un seguro, por si acaso. ¿Y qué voy a hacer? ¿Empezar a echar curriculums dentro de dos años en empresas de informática? ¿Con todo medio olvidado y un parón de dos años que mi empleador no va a ver con buenos ojos? ¡Toc! ¡Toc! Bienvenido al mundo real, Neo…

No tengo huevos, no lo pongo todo en el asador por la fotografía. Yo no me iría un año a Argentina para trabajar como asistente de uno de los mejores fotógrafos, dejando todo aquí. Admiro un montón a quien sea capaz, pero no es mi caso, tengo prioridades, y que tu trabajo, o tu pasión, estén por encima de todo lo demás, me suena a frialdad de carácter, o al menos a control, cosa que yo no tengo, porque soy un p*** saquito de sentimientos…

Así que después de pensarlo, me he dado cuenta de que no tengo nada tangible en fotografía, nada que me asegure que las cosas me pueden ir bien, y sí que lo tengo con la informática. Tengo un título, tengo trabajos a los que optar, tengo hasta para ir de un trabajo en otro sin demasiado esfuerzo de búsqueda. Tengo findes libres, tengo un sueldo fijo a final de mes. Tengo estabilidad. Y tengo algo que ofrecer. Sé que no cobraré mucho y que seguramente me exploten. Pero como decía mi tío… si no pasamos lo jodido estos primeros años, ahora que nos sobra energía y mala ostia, ¿cuándo lo vamos a hacer? Luego sólo puede ir a mejor, y yo no creo que soportara la presión de épocas de vacas flacas y de vacas gordas, prefiero andar justita todos los meses y saber que nunca me va a faltar. ¡Y qué narices! ¡Que la informática me gusta! He acabado un poco saturada, pero no ha terminado conmigo.

A ver si encuentro algo de media jornada, porque ya he pagado el curso de fotografía, y he dado mi brazo a torcer en mi trabajo primario, pero mi aprendizaje y práctica con la fotografía acaba de empezar, y ni yo sé lo que me espera =)

Anuncios