Archive for the ‘Dibujo’ Category

h1

“Nemiedades”

junio 9, 2008

¿Ya es junio? Qué fuerte (“¿Por qué son tan fuertes las cosas en el futuro?”)… ahora es cuando tocaría el típico y tópico “ya lo siento… han pasado 4 meses sin escribir…”. ¿No os cansáis vosotros también? Si la blogosfera se ha ido a la mierda, al menos en el sentido apoteósico de hace uno y dos años, no hay por qué disculparse. La vida es así, inconstante. Yo estoy muy tranquila desde que lo acepté.

Prefiero verme como ese amigo que te encuentras cada dos años pero que al hablar en 5 minutos te has puesto al día y parece que fue ayer la última vez que estuviste con él. Al menos a mí me seguirá pasando mientras esos amigos no me digan de repente que se han casado y tienen 4 hijos. O a lo mejor tampoco me sorprende, ya lo veremos…

Yo de momento, ni boda ni hijos, pero para variar llevo ya unos meses trabajando en una empresa en la que estoy bastante a gusto. No es que mi gente cercana allí pueda decir lo mismo, pero se ve que yo he tenido suerte con quién me ha tocado. Por la tontería estoy aprendiendo JSP (gracias señor por no haber sido ASP) y dando las gracias todos los días a Sun por ese maravilloso IDE que es Netbeans 6.

Como habréis comprobado, con la fotografía sigo en mis ratos libres… Me contactan nuevos modelos y aunque siempre me acojone empezar nuevos proyectos, tengo muchas cosas pendientes con gente nueva, y eso es genial =)

nemi

Pero bueno, al tema, que si no me enfrío =) Una amiga, Leyre, me ha regalado una recopilación de tiras cómicas de un personaje de comic que conocí en internet, Nemi. Siendo la típica tirada friki-gótica, es Norma Editorial la que lo publica, cómo no. Pero de Nemi, aparte de su personalidad ácida, sarcástica y pesimista, pero a la vez dulce, romántica y aniñada, que todo hay que decirlo, me encanta, son otras cosas las que me han hecho pensar.

Me paro a pensar el tiempo que llevo teniendo ganas de volver a subir una montaña y gritar desde lo más alto. En lo poco que soñamos despiertos, en lo mucho que nos absorve el cansancio del día a día, en lo muchísimo que centramos nuestra felicidad en cosas materiales, y en la tremenda rutina que llevamos aunque hagamos cosas diferentes. Mi cantar de siempre, vamos =)

La universidad tenía su puntito de novedad muchos días, pero ahora trabajando veo cómo la rutina se me está echando encima. Horario cerrado y delegas para el fin de semana todo lo interesante. De momento no me agobia porque aprovecho muchas tardes para hacer vida social, pero lo estoy viendo venir.

Es de la gente con ilusión y con sentido del humor para afrontar la vida aquellos de los que podemos aprender a sobrellevar el día a día. En el trabajo comparto el tiempo, entre otros, con gente que me saca 20 años, y verles a ellos intentar convencerte de los muchos golpes que te quedan y de que no sabes nada de la vida ni de lo negro que está el futuro, aunque crean que te están haciendo un favor, me hace desear vivirla aún con más intensidad. Basta que me den la razón… para querer demostrar lo contrario. Porque no todo es blanco o negro.

Aunque tengo comprobado que doy otra imagen, la gente que me conoce sabe que por una parte sí que soy crítica, cínica y acusadora con muchos pilares de la sociedad que nos envuelve, y lo soy aún sabiendo que no estoy nada cerca de la verdad absoluta, pero el ejercicio es tan sólo plantearse su veracidad. Como mínimo. Pero por otro lado sigo siendo algo frágil, y terriblemente romántica, lo que supongo choca un rato con las críticas sobre la realidad en la que vivimos. Y aunque es una rara mezcla, creo que me ayuda a mantenerme cuerda. Ni se puede uno pasar la vida criticándolo todo y sintiéndose ofendido, ni se puede vivir continuamente en las nubes. Pero me niego a perder lo poco que tengo de la niña que nunca fui: la esperanza, la ilusión, la fe en el amor y en parte de la humanidad.

Aún con todo, la vida de trabajadora no está nada mal… veo cómo evoluciona mi vida y se acercan nuevos cambios a pasos agigantados. Después de 23 años de estudio… es un gran avance =)

Anuncios
h1

Sentir en un nuevo ámbito

octubre 19, 2007

Por todos es sabido que la cultura del cómic no está muy bien vista. Mucha gente debe pensar que esos veinteañeros comic en mano que ven en los transportes públicos tienen complejo de Peter Pan, o sencillamente son unos vagos incapaces de absorver una literatura algo más elaborada que un SuperHumor del 90. Me gustaría saber cuál es el número de libros al año que hay que leerse para poder opinar con esa severidad y seguridad en la mirada.

Y aunque ésta la misma cantinela que habría que rechazar en todos los sectores, tampoco yo estaba muy ducha en el asunto. Creía que era una cuestión de preferencia por un medio narrativo u otro, una alternativa, no un complemento.

Hace tiempo estuve en el piso de estudiantes de un antiguo amigo. Un chico extremadamente culto a mi entender, que ya con nuestra edad de entonces conocía al dedillo las enseñanzas de Nietzche, y del que no me extrañaría nada que cada por tres hubiera tenido un nuevo y pesado libro en la cabecera de su cama. Quizá lo sobrestimé, o quizá no. La cuestión es que en su habitación de piso de alquiler, apenas había nada visible: Una cama, un armario, una mesa con ordenador, y una estantería con tan sólo una colección de comics: Sandman. Qué extraño, pensé… me dijo que adoraba esa colección, que era el mejor cómic que jamás se había escrito. Viendo las portadas, se me pasó por la cabeza que fuera algún tipo de fetiche oscuro y retorcido, pero todos tenemos esos oscuros secretos que nos hacen más interesantes =)

Sueño

Ahora sé lo equivocada que estaba después de haber empezado, y por desgracia terminado, los 10 tomos del onírico mundo de Sandman. No es una serie de terror, ni de miedo… y aunque yo esté encantada de que los dos hermanos tengan una apariencia tan conocida para mí, su estética no es más que anecdótica, porque no es una obra para góticos o heavys, es una obra de ensueño, de nuestros sueños, de los de todos; a veces coloridos e inconexos, y a veces retorcidos y monocromos como un fotograma de Tim Burton. Pero es la representación de nuestros sueños y pesadillas, de nuestros deseos y frustraciones, esperanzas y dolores. Mostrar una sola cara de la moneda, la bonita o la fea, no es ser realista, y aún así, ¿cómo se puede introducir la palabra “real” cuando hablamos del Rey Sueño?

Los eternos

Sandman, Morfeo, Sueño o tantos otros nombres con los que se le ha conocido desde tiempos inaludibles, es el tercer hermano de los siete Eternos que observan y mantienen el mínimo orden que consigue que nuestro mundo siga en pie: Destino, Muerte, Sueño, Destrucción, Deseo, Desespero y Delirio. Ellos no son Dioses, porque los Dioses mueren cuando se les olvidan. Estaban aquí antes de que los dioses llegaran, y seguirán aquí cuando todos ellos hayan muerto. Están aquí por y para su cometido, y cuando éste termine, también lo harán ellos. Pero mientras quede una sólo criatura viva en el mundo, en el más amplio significado de la palabra, Muerte seguirá presente, y mientras exista futuro, Destino seguirá leyendo silenciosamente su libro.

Muerte

Aunque todos ellos son interesantes, la serie se centra evidentemente en Morfeo. Este “hombre” pálido, estirado y de aspecto languideciente, tiene en su reino el porte y el respeto que tendría un conde Drácula, de gran devoción hacia su responsabilidad y de poco tiempo para sí mismo, Sueño es algo distante con sus subordinados y compañeros, pero no por ello se convierte el no quererle en una posibilidad. La única capaz de atravesar ese muro de contención que le mantiene en su tarea sin permitirse sentir por miedo a replantearse las cosas, es su hermana Muerte, una joven, dinámica y encantadora ente, con aspecto de heavy ochentera, la más dulce, sensible, sensata y amable de los hermanos, que a partir de ahora será la que represente a la Muerte para todos aquellos que hemos leído Sandman, y no la típica Parca, túnica vacía guadaña al hombro, que inspira terror a pequeños y mayores.

Sandman tiene un efecto soporífero (en el sentido de que invita a soñar), nostálgico, mágico, seductor y único en el lector. Nos transporta a mundos desconocidos pero que nos suenan conocidos. Nos presenta a todo tipo de soñadores que se pueden encontrar en el reino de sueño. A través de muchas historias fantásticas y envolventes, a veces felices y a veces truculentas, en las que conectas con los personajes al primer vistazo, Neil Gaiman nos transporta sin darnos cuenta a través la evolución de Morfeo a lo largo de sus años, de sus tratos, de las traiciones, del egoísmo de un dios y de los sentimientos humanos, luchando internamente en un mismo ser, pero es difícil cambiar cuando casi tienes la edad del universo.

Tan pronto deseamos venganza por la crueldad de un asesino, como nos reímos de la envidia de una reina elfa, tememos a una pesadilla, admiramos la elegancia de una olvidada diosa egipcia, conocemos la traición de un mitológico vikingo o nos enorgullecemos de la fortaleza de un ser humano. Pero siempre desde un punto de vista profundo, que invita a reflexionar sobre la vida, la muerte, la locura, la maldad humana o la importancia de los sueños en seres tan débiles como nosotros.

No es una colección abstracta ni excesivamente poética. Es un mundo de exquisita fantasía construido por Neil Gaiman y sus muchos dibujantes a lo largo de los muchos números que la componen, con ese toque agrio de los sentimientos más oscuros del ser humano que nos hacen sentirlo real, que lo aleja de los cuentos de hadas, pero todo contado a modo de historieta divertida a veces, intrigante en otras, pero siempre invitando a saber más, ya que nos preguntamos por qué un mundo que nos pertenece a todos igual que a Gaiman, un mundo tan enorme como el de los sueños, no nos había resultado interesante de mirar hasta ahora. La estética es tan ilusoriamente bella y el fondo de las historias tan escalofriantemente real… que la obra atraviesa el papel y te empapa para siempre, te hace sentirte mayor porque ya habías olvidado lo que es soñar sueños que no tienen que ver con deseos, tan sólo sueños que te hacen sentir mejor, o te hacen viajar, o te hacen sonreír o te hacen ver imágenes que jamás verás. No vuelves a ver algunas cosas de la misma forma.

Yo no puedo decir más para intentar que llame lo suficiente la atención como para que merezca una oportunidad. Quizá lo supiera un publicitario, pero entonces no sería una opinión sincera, tan sólo intentaría que consumierais, yo intento que viajéis a las historias maravillosas del considerado mejor cómic hasta ahora =) Sea cómic, novela o película… lo importante es el guión, y el de Sandman es digno de todos los premios que se ha llevado y más.

Los eternos

Para personas que quieran probar algo más corto por dar la oportunidad, recomendaré Blankets, de la que alatar ya hizo una review, una novela gráfica que en 4 días está leída sin esfuerzo. Aunque en vez de recomendarla a mujeres (sabor que me ha quedado a mí después de leer algunas reviews), yo en vez de generalizar prefiero atinar un poco más con el destinatario y hacer un favor a los hombres, porque los hay, y muchos, que se identificarán con lo siguiente: se la recomiendo a aquellas personas a las que les gusta sentir para sentirse vivas, a las que puede resultar atractiva la idea de revivir primeros amores, cuando éramos más jóvenes y todo se magnificaba, revivirlos con algo tan invocador como un diario personal no leído desde hace mucho. Eso es Blankets, suspiros ahogados y revoloteos olvidados, una herramienta para recordar con la intensidad de la que ya no somos capaces, una especie de voyeurismo en la adolescencia del autor. Eso es lo que diferencia la ficción de la realidad, ver una película porn0 de vivirlo en directo: lo que sientes.

Y es que Sentir es vivir… y yo renuncio a morir antes de tiempo.

h1

Gothic Advice Number 1

enero 5, 2007

Gothic Advice Number 1

Desde que ha empezado el curso he ido haciendo mis cosillas… intentando aprender a usar el Illustrator, y recuperar el manejo de Photoshop que pudiera tener hace unos años. Después de todo, dos añitos lejos de Windows hacen estragos. Y no en el mal sentido, simplemente, es otro mundo. Pero ahí sigue mi batallón de software libre en el windows de ahora, y sigo con los mismos problemas de visualización de siempre cuando las de clase me mandan ficheros .doc xD

En fin… que lo poquito que he ido haciendo lo estoy guardando para un futuro portfolio profesional, pero el último trabajo lo he hecho junto a mi hermana. Yo he puesto el concepto y la informática, y mi hermana el arte del dibujo =D Y me ha gustado tanto cómo ha quedado, que lo quería compartir =)

Sólo eso =) Para que se vea que de vez en cuando también sé escribir artículos cortos =P

h1

Akiza y el grito social

marzo 25, 2006
Akiza

Akiza. Es un tanto difícil de explicar. Imagino que son cosas que ni imaginamos que existen hasta que nos lo dicen. Es una web de ilustraciones, pero un tanto especiales. Tienen un toque dark, industrial, fetish, kawaii… un poco de juegos de sado y una gota de propaganda. Akiza es exótica, atrayente, misteriosa y a la vez turbadora… equilibrando todo lo anterior. Una mezcla de atracción y repulsión se puede sentir con estas ilustraciones francesas… como tantas otras mezclas de placer y dolor. A ver si me entendeis… a veces la Tristeza por Amor también tiene su punto dulce porque te das cuenta de lo mucho que amas (por ejemplo =))

Los diseños son tan abstractos… tan ambientales y llenos de sensaciones, tan oníricos, mecánicos y ofuscados… y a la vez tan expresivos. Me parece increíble que alguien pueda invocar tanta sensación con tan sólo unas líneas de tinta. Según las palabras de uno de los autores:

Akiza es un mundo espléndido dentro del diseño gráfico, es tan artificial y libre que lo encuentro fascinante. Es también una línea de la reflexión sobre el individuo y el yo múltiple. El lugar de la variante y de la mutación en nuestra vida. Una fascinante, comprensiva y disgustada conexión con la tecnología, la deshumanización, la estandarización, modificaciones del cuerpo y prácticas pervertidas, que es como las llaman. Un juego entre mi creación y mi compasión hacia ella. Intento desarrollar un mundo constante, sin definirlo. El dibujo me guía.

El resultado? Pues ya lo veis, la figura de una misteriosa muchachita con diferentes aspectos, pero siempre ella misma… con merchandising como esta camiseta, que ya tengo en camino =P

Pero no es sólo el gusto… me parece un grito interesante. A la sociedad, a los que aún ven extrañas ciertas prácticas sexuales y a los que intolerantes, desprecian o miran con asco tan sólo por no compartir las ideas. “Mira, mira… aquel es al que le gusta el bondage/fetichismo/sado-maso/intercambio…”. Pues muy bien… ¿Y? ¿Cuándo terminaremos de sorprendernos por las prácticas sexuales de otras personas? Porque en ese momento será cuando deje de interesarnos la vida de los demás. Cuando por fin lo aceptemos como “algo más”, será por fin cuando no nos sorprenda, cuando no critiquemos, cuando no sea tabú o sinónimo de ser persona a la que mirar raro… y quizá… cuando también nosotros mismos lo practiquemos.

Considero que en ninguna disciplina es bueno el extremismo. Pero en su justa medida, toda idea puede tener un potencial importante. En su justa medida y con la suficiente confianza… a quién no le gusta imaginar unos tacones altos, un liguero, unos ojos vendados con un pañuelo de seda, o unas esposas atadas a la cama? Si somos capaces de sentir gusto por esas ideas, creo que nos engañamos a nosotros mismos si ante esas mismas ideas, gradualmente mayores pensamos “buff… es que eso…”. Tan sólo porque la Sociedad lo tenga mal visto.

Yo tengo muy claro que eso sería una clara limitación en vida, y si por algo no voy a pasar, es por eso. Las reglas del rebaño… para el rebaño.