Archive for the ‘Opinion’ Category

h1

¿Crísis u oportunidad?

julio 14, 2008

De lo poco que sabemos, la mitad es mentira. Y por eso metiéndome en este tema me siento como pisando huevos (quizá si fuera economista…), pero siento que hay que hablarlo, que al menos hay que empezar. Así que de antemano pido disculpas por las interpretaciones erróneas y desaciertos que voy a cometer, por las malas entendederas que he podido tener, o las cosas que se me ha pasado (o me ha sido imposible) contrastar. Aún con todo, gracias a mis contertulios de ayer ^_^

Todo esto de la crísis no me preocupa en exceso. Lo que realmente me cabrea es que mientras algunos estamos viviendo una realidad económica bastante agotadora que no hace más que “mejorar”, los que de todas formas no iban a tener problemas, se están hinchando aún más los bolsillos. Me gustaría comentar “detallitos” que me han hecho notar últimamente:

Respecto a los políticos

  • Pongamos que cuando un político A llega a ocupar un asiento en el congreso cobra 7000€/mes (1,160.000 pts/mes) . Se está un par de añitos y lo sustituyen por el político B. Mientras el político B empieza a cobrar los 7000€ que le corresponden, el A los sigue cobrando también (aparte de lo que cobre en el nuevo trabajo) ya que tiene sueldo vitalicio. Sustituyen a B por C, y así sucesivamente se van multiplicando los sueldos vitalicios cuyo dinero sale de donde todos sabemos, nuestro bolsillo. [sueldos]
  • Por si eso fuera poco, ya descubrimos hace pocas semanas que la congelación de sueldos de la iluminada de Aguirre, aparte de no tener nada de austero cuando nos movemos en esas cifras (austero hubiera sido reducírselo, no te j***), ha sido más un reírse de nosotros, ya que sus subidas han sido continuas, al menos, últimamente. [T5][efectista]
  • Bajan los pañales. ¿Y a mí qué si no tengo hijos? Bajan las compresas. No me hagas hablar que hace ya décadas que las compresas dejaron de ser artículos de lujo, y aquí todo el mundo se apunta a lo de subir precios, pero a lo de bajarlos… Bajan los condones. ¿Para qué? ¿Para que me entretenga mientras espero a que alguien haga algo? ¿Tan simples les parecemos? Me da miedo pensar que quizá tengan razón… porque…
  • Ya no tengo muy claro si la espiral de consumo bestial en la que estamos entrando es culpa de que Zapatero intente convencernos de que no hay nada por lo que preocuparse (cuando deberíamos estar ahorrando como cabrones), o simplemente nos pasamos la semana amargados y cuando llega el fin de semana justificamos nuestro consumo desproporcionado con que estamos muy jodidos y hay que animarse un poco. Esta es mi teoría cuando alguien me dice que no entiende por qué la gente consume tanto en plena “crísis”, lo que no significa que me parezca inteligente, pero le veo algo de lógica pensando en el ambiente en el que vivimos… al fin y al cabo somos la sociedad de la evasión, ¿no?

Respecto a las empresas

  • Huelga de camioneros. Como los hipermercados se van vaciando, suben los precios. Vale. Se acaba la huelga de camioneros. ¡¿Los precios se quedan como están?! Aquí somos todos muy listos, ¿no? ¬_¬
  • Mientras los sueldos de los trabajadores se quedan congelados (estos sí que sí, y que no se les ocurra subirlos para contrarrestar, que la economía se va a pique) y los precios de todos los productos y servicios de la faz de la tierra suben (porque claro, nadie quiere perder dinero, al agricultor se le sigue pagando el kg de tomates a 15 céntimos, pero en el súper ya está a 2,5€ ), resulta que las empresas han tenido mayor margen de beneficios. ¡¿Einn?! [Público]
  • El paro va a seguir subiendo hasta el 2011, así que, aparte de que la gente va a perder su trabajo, va a incrementar continuamente sus probabilidades de no encontrar trabajo, y el paro no va a llegar ni para todos, ni para tanto tiempo. Ya hay en Alicante parados que llevan meses sin cobrar. [noticia]

Respecto al petróleo

  • El petróleo NO se acaba. ¿Estamos flipando? Si realmente se acabara los países ya hubieran tenido verdadera prisa en sacar alternativas, y no como la farsa del biocombustible. Tenemos muchísimos recursos naturales que explotar, pero nadie le da importancia a invertir en eso, ya que todavía hay petróleo de sobra, dinero fácil. El precio del petróleo sube, entiendo yo, porque están invirtiendo en que en el futuro tampoco se acabe, con exploraciones y nuevas construcciones de extracción y refinamiento. Y qué apostamos, a que cuando terminen sus inversiones los precios del crudo no bajarán (ya, total…). [America’s Daily]
  • El Biodiesel. Resulta que el pollo, la leche, el pan y otros alimentos básicos suben de precio con el razonamiento del biodiesel. Alguien nos dice que no es una alternativa, que repercutimos en el hambre del tercer mundo, pero los precios también se quedan igual, por si acaso.

Yo soy muy joven para tener la memoria histórica que me gustaría tener, pero hace 20 años, ¿todo esto no hubiera sido motivo de una huelga general? ¿De paralizar el país? ¿De obligar a las empresas a reconocer que nos necesitan y a los políticos a reaccionar porque estamos bien despiertos y enseñándoles los dientes?

¿No debería alguien que entienda del tema estar intentando movilizar a la gente? Porque si todavía no somos capaces de salir del letargo, lo vamos a hacer cuando el año que viene haya revisión de hipoteca y decidamos que no es culpa nuestra el no poder pagar.

Lo mío no es amotinarme, tengo un caracter muy pacificador lejos de lo que pudiera parecer, pero como decía un amigo el otro día, una cosa es que se rían de ti, y otra que se crean que eres imbécil.

Decía al principio del artículo que no tengo idea de lo que estoy hablando, así que por favor, que alguien me de la razón o me la quite, o simplemente opine… pero necesito saber qué pasa por las cabezas del resto de la gente… empiezo a pensar que estoy paranoica.

h1

Estamos hasta los huevos

marzo 8, 2008

Ayer, antes de las dos del mediodía, un compañero del trabajo nos arrojaba la noticia “ETA ha vuelto a matar”. “¿Un coche bomba?” preguntaba alguien. No, por desgracia algo aún más repulsivo, a sangre fría.

Cada vez que algo ocurre, me encuentre en el entorno en el que me encuentre, presencio respuestas de protesta y aversión. Ya no hay como antaño, alguien que salía en defensa de lo ocurrido y se enfrentaba a todas las oposiciones, simplemente porque en ese momento no hay nadie allí que lo apruebe. Entonces… ¿por qué debo seguir escuchando semejantes mentiras? Que lo hacen por el Pueblo Vasco. Que el Pueblo Vasco necesita. Que el Pueblo Vasco quiere. Cada vez que tengo que escuchar que están matando por mí, porque yo lo quiero así que soy parte del Pueblo Vasco, el estómago se me revuelve. El hecho de que alguien esté matando y yo sea parte de sus razones, es una mentira tan grande y me siento tan sucia, que no sé cómo pedirle que no se le vuelva a ocurrir decir eso. Que dejen de mentir, o si de verdad e ilusamente lo creen, abran un poco los ojos y los oídos, y miren lo que dicen otros periódicos que no sean los suyos, y escuchen lo que dicen las personas del Pueblo Vasco que no son las suyas. Y si la tercera opción es que creen saber lo que yo necesito, que recuerden que el ser humano es variedad, y que sepan que no necesito que opinen por mí.

No acepto que nadie mate a nadie, nadie tiene derecho. Ni asesinos en serie, psicópatas, silla eléctrica ni tampoco los terroristas de ETA. Y aún así soy una persona muy tolerante; cuando he tenido ocasión he conversado con algunos abertzales sus razones, porque comprendía que debía haber razones más allá de mi entendiemiento, y lo seguiré haciendo. Nunca nada es blanco o negro. No niego que su visión es muy romántica, que adoran esta tierra más que ninguno, que tienen mucho de bueno, son jóvenes que con las ideas claras o simplemente compartidas, se mueven más que el resto de la ciudadanía joven. Ay si todos hiciéramos lo mismo. Pero no es el camino. Consideran que matar es el medio necesario, que son bajas inevitables para conseguir su objetivo. ¿Dejar a una viuda joven y tres hijos es el medio? ¿Matarle en su presencia es necesario? ¿Había hecho algo tan terrible ese hombre como para que su familia se merezca lo que está pasando y pasará?

Por lo que hacéis, el resto de la ciudadanía vasca esto es lo que pensamos: Que si algún día conseguís vuestro objetivo, viviremos con miedo aquellos que no compartamos vuestra visión o que nos tendremos que marchar de esta tierra que también amamos para poder vivir con tranquilidad. ¿De verdad pensáis que somos capaces de veros como demócratas una vez conseguido lo que queréis? ¿A gente que durante años no ha tenido problemas en asesinar? No sois tolerantes, las cosas se hacen a vuestra forma y yo no quiero más Santa Inquisición. Si una vez conseguido el poder pensáis convertiros en personas radicalmente diferentes, os estáis engañando.

Cuando el proceso de paz, me pareció que ETA lo hizo mucho mejor que el gobierno. Que ETA había puesto más de su parte por conseguir la paz y que el gobierno la había jodido por dejarse presionar por el PP. Puedo decir sin avergonzarme que me sentía orgullosa de ETA, de cómo estaba luchando por conseguir la paz, porque para negociar hacen falta dos. Tenía verdaderas esperanzas en que esto terminara. En que en un país quizá no muy adelantado pero sí demócratico, nos dejáramos de muertes eludibles. Y es que eso es lo único que ETA puede hacer por mí, devolverme mi paz y mi libertad. Y mi paz y mi libertad no tienen nada que ver con ser un país independiente, tiene que ver con salir a la calle tranquila, con no sufrir con estas noticias nefastas, con no tener miedo por mi gente amada. Me parece genial que luchéis por vuestra ideología y vuestros objetivos, pero como el resto de los partidos, en una mesa de juntas. ¿Quiénes sois vosotros para obligar a nadie a nada, y menos usando el nombre del País Vasco entero? Si al menos todo el País Vasco tuviéramos el mismo objetivo y el gobierno no nos lo diera podría comprender que nos planteáramos el cogerlo a la fuerza. ¿Pero cuántos sois? Sois minoría. No tenéis derecho a hacer lo que estáis haciendo. Legalmente hablando es un delito, y además un delito horrible en el que no os apoyamos.

¿Qué es lo que estáis consiguiendo, si cuando he tenido hoy ganas de escribir me lo he pensado un par de veces por el miedo que tan interiorizado tenemos? ¿Qué es lo que estáis consiguiendo si no nos atrevemos a hablar públicamente de lo que pensamos acerca de lo que hacéis? Esto es aún más represión que de la que vosotros os quejáis por parte del gobierno central.

Sé que no sirve de nada, pero estoy tan harta y tan cansada. Todos los partidos manipulan con sus palabras y nos meten en sacos a los que no pertenecemos. Todos hablan por el pueblo sin el pueblo. Pero al menos ellos no matan.

h1

A dos metros bajo tierra

diciembre 17, 2007

Six Feet Under

Siéntate. Respira ondo, dale aquí al play, y sigue leyendo con calma.

Piensa en tu ser más querido: tu madre, tu padre, tu hermano, tu hijo, tu pareja. Ahora imagina que se muere. Un accidente, una muerte tranquila o una horrible. Siento si parezco brusca, así es la muerte. No, pero imagínalo de verdad, no tengas miedo, date tiempo. Estarás seguro de que lo has conseguido si la desesperación se apodera de ti.

No lo hace, ¿verdad? Y la paradoja de esto, es que la mayoría de nosotros no demostramos realmente cuánto queremos a esta persona hasta que le ocurre algo y desearíamos haber hecho las cosas de otra forma, hasta que por fin sentimos la desesperación que implica el amor que le tenemos. Pero lo más triste, es que seríamos afortunados si muriésemos nosotros antes, pero como eso rara vez ocurre… seguramente nos toque despedir a las personas que más queremos en este mundo, quizá incluso más jóvenes que nosotros mismos. Y seguramente ahora ya pensemos que estamos jodidos. No quiero saber qué pasará entonces, aparte de darnos cuenta de lo mucho que teníamos antes de semejante desgracia. La muerte te enseña la fuerza con la que debes aferrarte a la vida si eres capaz de planteártelo a tiempo.

Pareciera que una mano invisible nos invitara a no pensar jamás en lo que nos hace mejores personas. Pero a veces, y sólo a veces, aparece alguien con la -demostrada- sabiduría de Alan Ball, y todo cambia. En American Beauty ya nos tocó la fibra sensible, pero ahora nos hace añicos el corazón con una serie que nos lo estruja y a la vez hace más grande en cada capítulo. Nos presenta a personas reales que ofrecen también su sabiduría para poder entender la vida en nuestra joven existencia, y también la muerte. Encontramos ejemplos, compañeros que dan fuerza a nuestros sueños o que con sus sabias palabras nos muestran lo mejor o lo peor de nuestras relaciones, de nuestras decisiones, de nosotros mismos. Gente tan positiva incluso en la muerte de su amado que nos contagian de positivismo, o tan despreciablemente autocompasivos que no nos permitimos volver a sentir pena de nosotros mismos antes de intentar al menos cambiar la situación.

Tengo ganas de llorar, y ni siquiera sé por qué. Son tan frágiles y tan fuertes, tan soñadores y tan pesimistas, tan reales. Sólo una persona con gran conocimiento sobre la vida hubiera podido crear una obra de arte de estas titánicas dimensiones, en las que la sexualidad, el amor, el odio, el egoísmo, la filantropía, el dolor, la diversión, el Arte, la incomprensión, el misterio, la insatisfacción, la belleza natural y la felicidad, las relaciones humanas en sus más puras y fieles representaciones, se dan cita en un mundo en el que los actores no parecen actores, en el que los silencios jamás dijeron tanto, en el que una sola risa compensa tanto daño. Y en el que el debate con nosotros mismos y las locas ideas que nos hacen mantener la cordura se muestran de una manera tan divertida que todo se convierte en la más bella y sinusoidal obra que había conocido, con puntos álgidos que se salen de la rutina, pero todo dentro de la armonía, de lo real, de lo natural.

Siento que he aprendido mucho sobre mí en esta serie, y también me he dado cuenta de cuánto me queda por resolver conmigo misma, pero les aseguro a aquellas personas que se consideren amantes de la vida, y que sientan que algo falla cuando pasan un día sin haber sentido absolutamente nada, que ésta se convertirá en su serie de culto, algo que yo jamás había tenido. Y al resto… os propongo que le deis una oportunidad, tan sólo una, uno o dos capítulos de margen. Si estuviera en mi mano, intentaría que todo el mundo viera esta maravillosa serie, porque estoy convencida de que enriquece a todo aquel que desee mejorar, que tenga interés en la vida, en su vida.

Concluyendo, la mejor representación que nunca vi del “Memento mori”: “Come, bebe, cásate, drógate, folla o simplemente vive tranquilo… pero haz lo que quiera que te haga feliz, porque quizá mañana no estés aquí”. Y eso da un poco de miedo cuando ves la existencia como un gran vacío negro, y la vida como un pequeño trocito de esa eternidad, durante el cual se te permite vivir como tú desees vivir.

Te echaremos de menos.

Enlaces de interés

– Típica sinopsis de ‘A dos metros bajo tierra’ (sin spoilers)
– Un buen trocito de capítulo

Nota: Si pensáis verla, no busquéis demasiado, hay spoilers de incógnito por todos lados =)

h1

Sentir en un nuevo ámbito

octubre 19, 2007

Por todos es sabido que la cultura del cómic no está muy bien vista. Mucha gente debe pensar que esos veinteañeros comic en mano que ven en los transportes públicos tienen complejo de Peter Pan, o sencillamente son unos vagos incapaces de absorver una literatura algo más elaborada que un SuperHumor del 90. Me gustaría saber cuál es el número de libros al año que hay que leerse para poder opinar con esa severidad y seguridad en la mirada.

Y aunque ésta la misma cantinela que habría que rechazar en todos los sectores, tampoco yo estaba muy ducha en el asunto. Creía que era una cuestión de preferencia por un medio narrativo u otro, una alternativa, no un complemento.

Hace tiempo estuve en el piso de estudiantes de un antiguo amigo. Un chico extremadamente culto a mi entender, que ya con nuestra edad de entonces conocía al dedillo las enseñanzas de Nietzche, y del que no me extrañaría nada que cada por tres hubiera tenido un nuevo y pesado libro en la cabecera de su cama. Quizá lo sobrestimé, o quizá no. La cuestión es que en su habitación de piso de alquiler, apenas había nada visible: Una cama, un armario, una mesa con ordenador, y una estantería con tan sólo una colección de comics: Sandman. Qué extraño, pensé… me dijo que adoraba esa colección, que era el mejor cómic que jamás se había escrito. Viendo las portadas, se me pasó por la cabeza que fuera algún tipo de fetiche oscuro y retorcido, pero todos tenemos esos oscuros secretos que nos hacen más interesantes =)

Sueño

Ahora sé lo equivocada que estaba después de haber empezado, y por desgracia terminado, los 10 tomos del onírico mundo de Sandman. No es una serie de terror, ni de miedo… y aunque yo esté encantada de que los dos hermanos tengan una apariencia tan conocida para mí, su estética no es más que anecdótica, porque no es una obra para góticos o heavys, es una obra de ensueño, de nuestros sueños, de los de todos; a veces coloridos e inconexos, y a veces retorcidos y monocromos como un fotograma de Tim Burton. Pero es la representación de nuestros sueños y pesadillas, de nuestros deseos y frustraciones, esperanzas y dolores. Mostrar una sola cara de la moneda, la bonita o la fea, no es ser realista, y aún así, ¿cómo se puede introducir la palabra “real” cuando hablamos del Rey Sueño?

Los eternos

Sandman, Morfeo, Sueño o tantos otros nombres con los que se le ha conocido desde tiempos inaludibles, es el tercer hermano de los siete Eternos que observan y mantienen el mínimo orden que consigue que nuestro mundo siga en pie: Destino, Muerte, Sueño, Destrucción, Deseo, Desespero y Delirio. Ellos no son Dioses, porque los Dioses mueren cuando se les olvidan. Estaban aquí antes de que los dioses llegaran, y seguirán aquí cuando todos ellos hayan muerto. Están aquí por y para su cometido, y cuando éste termine, también lo harán ellos. Pero mientras quede una sólo criatura viva en el mundo, en el más amplio significado de la palabra, Muerte seguirá presente, y mientras exista futuro, Destino seguirá leyendo silenciosamente su libro.

Muerte

Aunque todos ellos son interesantes, la serie se centra evidentemente en Morfeo. Este “hombre” pálido, estirado y de aspecto languideciente, tiene en su reino el porte y el respeto que tendría un conde Drácula, de gran devoción hacia su responsabilidad y de poco tiempo para sí mismo, Sueño es algo distante con sus subordinados y compañeros, pero no por ello se convierte el no quererle en una posibilidad. La única capaz de atravesar ese muro de contención que le mantiene en su tarea sin permitirse sentir por miedo a replantearse las cosas, es su hermana Muerte, una joven, dinámica y encantadora ente, con aspecto de heavy ochentera, la más dulce, sensible, sensata y amable de los hermanos, que a partir de ahora será la que represente a la Muerte para todos aquellos que hemos leído Sandman, y no la típica Parca, túnica vacía guadaña al hombro, que inspira terror a pequeños y mayores.

Sandman tiene un efecto soporífero (en el sentido de que invita a soñar), nostálgico, mágico, seductor y único en el lector. Nos transporta a mundos desconocidos pero que nos suenan conocidos. Nos presenta a todo tipo de soñadores que se pueden encontrar en el reino de sueño. A través de muchas historias fantásticas y envolventes, a veces felices y a veces truculentas, en las que conectas con los personajes al primer vistazo, Neil Gaiman nos transporta sin darnos cuenta a través la evolución de Morfeo a lo largo de sus años, de sus tratos, de las traiciones, del egoísmo de un dios y de los sentimientos humanos, luchando internamente en un mismo ser, pero es difícil cambiar cuando casi tienes la edad del universo.

Tan pronto deseamos venganza por la crueldad de un asesino, como nos reímos de la envidia de una reina elfa, tememos a una pesadilla, admiramos la elegancia de una olvidada diosa egipcia, conocemos la traición de un mitológico vikingo o nos enorgullecemos de la fortaleza de un ser humano. Pero siempre desde un punto de vista profundo, que invita a reflexionar sobre la vida, la muerte, la locura, la maldad humana o la importancia de los sueños en seres tan débiles como nosotros.

No es una colección abstracta ni excesivamente poética. Es un mundo de exquisita fantasía construido por Neil Gaiman y sus muchos dibujantes a lo largo de los muchos números que la componen, con ese toque agrio de los sentimientos más oscuros del ser humano que nos hacen sentirlo real, que lo aleja de los cuentos de hadas, pero todo contado a modo de historieta divertida a veces, intrigante en otras, pero siempre invitando a saber más, ya que nos preguntamos por qué un mundo que nos pertenece a todos igual que a Gaiman, un mundo tan enorme como el de los sueños, no nos había resultado interesante de mirar hasta ahora. La estética es tan ilusoriamente bella y el fondo de las historias tan escalofriantemente real… que la obra atraviesa el papel y te empapa para siempre, te hace sentirte mayor porque ya habías olvidado lo que es soñar sueños que no tienen que ver con deseos, tan sólo sueños que te hacen sentir mejor, o te hacen viajar, o te hacen sonreír o te hacen ver imágenes que jamás verás. No vuelves a ver algunas cosas de la misma forma.

Yo no puedo decir más para intentar que llame lo suficiente la atención como para que merezca una oportunidad. Quizá lo supiera un publicitario, pero entonces no sería una opinión sincera, tan sólo intentaría que consumierais, yo intento que viajéis a las historias maravillosas del considerado mejor cómic hasta ahora =) Sea cómic, novela o película… lo importante es el guión, y el de Sandman es digno de todos los premios que se ha llevado y más.

Los eternos

Para personas que quieran probar algo más corto por dar la oportunidad, recomendaré Blankets, de la que alatar ya hizo una review, una novela gráfica que en 4 días está leída sin esfuerzo. Aunque en vez de recomendarla a mujeres (sabor que me ha quedado a mí después de leer algunas reviews), yo en vez de generalizar prefiero atinar un poco más con el destinatario y hacer un favor a los hombres, porque los hay, y muchos, que se identificarán con lo siguiente: se la recomiendo a aquellas personas a las que les gusta sentir para sentirse vivas, a las que puede resultar atractiva la idea de revivir primeros amores, cuando éramos más jóvenes y todo se magnificaba, revivirlos con algo tan invocador como un diario personal no leído desde hace mucho. Eso es Blankets, suspiros ahogados y revoloteos olvidados, una herramienta para recordar con la intensidad de la que ya no somos capaces, una especie de voyeurismo en la adolescencia del autor. Eso es lo que diferencia la ficción de la realidad, ver una película porn0 de vivirlo en directo: lo que sientes.

Y es que Sentir es vivir… y yo renuncio a morir antes de tiempo.

h1

Planet Terror (y no es la peli)

agosto 19, 2007

Estoy a punto de terminar la carrera en septiembre, si es que todo sale bien, que eso espero… y como tantas otras veces, me sorprendo a mi misma, sorprendida por la nueva situación. Descubrir los yogures de sabores, ver la primera escena de sexo o cumplir los 18 pueden parecer grandes cambios en una vida, pero en realidad, no lo son. Todos pertenecen a la primera etapa de nuestro camino. La vida hasta los 18 es una tremenda piruleta. A veces agria y a veces dulce, pero una piruleta al fin y al cabo. Los estudios post-instituto sólo alargan la pequeña burbuja que nos protege del mundo real como estudiantes que aún se están preparando.

Nosotros los jóvenes, tenemos una gran y errónea tendencia a asociar el ponerse a trabajar a los 16, o después de un módulo… con el fracaso. ¡Ja! Conocía sus ventajas en el terreno práctico, pero empiezo a darme cuenta de la ventaja que nos llevan como personas. Esos chicos y chicas llevan ya años sudando en talleres, soldando barcos y aguantando a borrachos en bares. Nos llevan años de ventaja luchando ahí fuera contra la vida real, la que da verdaderas preocupaciones, la que ya no da tiempo para tener hobbies, la que produce mobbing, depresiones y lesiones. Y nosotros somos unos pobres niños vestidos de marineritos con algodón de azúcar en mano que pasan de estar en un parque de atracciones, a uno sombrío, desconocido y lleno de terror. A nosotros nos van a comer vivos, ellos/as ya están más que curtidos.

Nos vamos a enfrentar al mayor cambio de nuestra vida, y con lo temeroso que es el ser humano, resulta irónico que no lo pensemos hasta que no queda más remedio, hasta que la burbuja explota en nuestra cara. Somos carne de cañón, pero aún no lo sabemos, o no lo queremos saber. Somos nosotros, sí, la generación drogadicta por excelencia, la que currará a destajo a cambio de un uno y tres ceros, la que tendrá que emparejarse si pretende independizarse, la que se pensará más que nadie el momento de tener hijos y por ende, los padres más viejos. La que pagará la hipoteca con un sueldo e intentará subsistir con el otro, la que no podrá ahorrar para su futuro, se meterá en más créditos para pagar estudios a los pequeños y a los 65 años se encontrará con una hipoteca por pagar, varios créditos por liquidar, y ninguna pensión esperando, porque en la seguridad social no quedará. ¿Casita en la playa? No sé cómo, la verdad… terminaremos como los japoneses… currando 14 horas al día en tres empleos diferentes. Y después de todo esto, llegas a casa, ¿y quién tiene ganas de f0llar? Separaciones por un tubo.

¿Bonito? Relajemos el tono.

El mundo real siempre ha sido duro, éste no es más duro que el de los homo erectus en las sabanas africanas ni que el de la plebe en las pútridas calles de Londres. Ahora vivimos más de 80 años sin mucho esfuerzo, somos sanos en general, incluso nuestros vicios no nos matan antes de los 30 años estimados hace tan sólo siglo y medio. Tenemos buenas casas, coches, calefacción, educación, sanidad… y si no nos gustan nuestras raíces, siempre podemos coger el avión y empezar una nueva vida en otro lugar. Hace no mucho, el cateto moría cateto, y el rico moría rico, o arruinado, pero en su casa. Hoy en día, sea cuál sea el origen, el destino final sólo depende de la voluntad de cada uno. El problema es que jamás hemos tenido que luchar por nada porque todo nos lo han dado, y por eso somos conformistas y sólo sabemos quejarnos.

Lo tenemos mucho mejor que nuestros antepasados, lo tenemos todo a nuestro alcance. Cualquier cosa que deseemos seguro que sólo exige una cosa… esfuerzo. Y si eso no funciona y hemos de conformarnos… nos vendrían bien unas clases de “Cómo ser felices”. Primera entrega: “Reconocer cuánto tenemos”, y segunda: “Cómo dar menos importancia al dinero”. Además, no es para tanto… con dos sueldos se puede vivir bien. Se puede ahorrar, se pueden tener caprichos, se pueden tener graaandes caprichos de vez en cuando. Ahora bien, para tener niños ya no estoy tan segura, pero eso es otro tema. La cuestión es que no es más duro que salir adelante hace sesenta años. Las casas eran más baratas, pero se pasaba hambre, faltaban ropas, y medicinas, e higiene. ¿Quién de nosotros -por mucho que nos quejemos o nos vayamos a quejar- no tendrá su coche, su nevera llena y su ropa de marca? Y encima, ¿a alguien esperándonos en casa? Vamos hombre, por favor. Somos unos privilegiados. Trabajamos para vivir, toda la vida ha sido así, no vamos a venir ahora de pijos, no vamos a cambiar las reglas, el canjeo es necesario desde tiempos inmemoriales. ¿Que desaparecen 3/4 de los ingresos nada más cobrar? Pues ahorraremos más despacio, o haremos algo por cambiarlo, pero nadie puede quejarse por quejarse. Todo los problemas que he puesto al principio del artículo, tienen un factor común, que por cierto no he buscado a propósito: el dinero. Esto simplifica mucho el problema.

Si alguien se queja de ser infeliz por esta cuestión… ¿Acaso no está buscando la felicidad en el sitio equivocado?

h1

Popurrí navideño

diciembre 30, 2006

1) Lo sé, lo sé… os tengo abandonados. Y no sabeis cómo me destroza no tener tiempo para satisfacer mis necesidades escritoras… Pero ya sabeis… llegan exámenes… y no me bastan los dedos de las manos para contar todas las cosas que he de hacer para entregar antes de poder ponerme a estudiar. Pero he decidido que mis desgracias estudiantiles me las guardo para mí, que no le interesan a nadie.

2) Por otra parte las Navidades me están dando muuucho que hablar. Será el mono de escribir, que en todos sitios veo buenos temas =) Y mañana es Nochevieja. Dios mío, un año más =S ¿Ya estamos en 2007? Eso es bueno… este año van a pasar cosas muy buenas, como el estreno de Transformers, o los nuevos capítulos de IT Crowd =D

3) Y hablando de máquinas, la mente se me va continuamente a las consolas. Ya he probado la Wii y la XBOX 360. La primera, pss… nada interesante que comentar, soy de las que piensa que ahora que ya está en el mercado, es cuando la cogerán un par de compañías interesantes y la aprovecharán para sacar unos juegos de fliparlo, pero habrá que esperar =) En cuanto a la xbox… he de admitir que me dejó boquiabierta. “Es que al fin y al cabo es un PC!” me decían algunos. Pues será un PC, pero creo que no conozco PC capaz de mover el Gears of War. No sabeis lo que es eso. Intentad recordar el juego 3D de mejores gráficos que hayais visto. Pues bien, ni los teasers de Starcraft Ghost o Fable 2 son suficientes (y eso que son videos), para compararse con los gráficos que el Gears of War genera en tiempo real. WOW. He visto gráficos buenos, pero esta gente ha superado la línea que separaba hasta ahora al 3D de la realidad. Vestimentas, armaduras, luces, bandadas inmensas de pájaros negros… todo sucediéndose ante tus ojos como si dentro de esa pantalla hubiera otro universo que tienes la capacidad de observar. Sinceramente, creí presenciar el comienzo de la nueva era del 3D. ESO está a 10 años luz de lo que existía hasta ahora. Tenéis que verlo =)

4) Cambiando radicalmente de tema, el otro día tuve una iluminación con la que mi family se reía, quizá porque sonó muy técnico, pero lo pienso realmente, y con todas las letras. Suponed una mujer de 70kg de peso, y tengamos en cuenta que casi todo el peso recae sobre el talón. ¿Habeis hecho alguna vez el cálculo de la presión que ha de soportar el menos de 1cm² que posee un tacón de aguja? Ya lo intento yo:

70kg de peso (mejor llamados kilopondios) equivalen a 70N de fuerza que hacemos contra la tierra. P = F/A, o lo que es lo mismo, la Presión es igual a la Fuerza ejercida dividida por el Área sobre la que se ejerce, en este caso:

70 N / 0,0001 m² = 700.000 N/m² (también llamados Pascales)

1 atmósfera de presión = 101.325 Pa, por lo que 700.000 Pa son:

700.000 Pa / 101.325 Pa = 6,9084628670120898100172711571675 atmósferas.

¡Guau! Casi 7 atmósferas de presión bajo los tacones. No me gustaría estar ahí. A nivel del mar hay una atmósfera. Tendríamos que bucear… mmm… bueno, dejémoslo aquí =)

¿Ya os he convencido? =) Sinceramente, me encantan los zapatos de tacón, ¿a quién no? (Dios, tengo que dejar de ver fotos de modelos góticas…) Pero me gusta verlos, son un clarísimo fetiche, pero YO, no necesito sufrir así. Fueron hecho para alfombras rojas y suelos de pasarela, no para el adoquín modelo Bilbao, que las pobres mujeres se van tambaleando caminando sobre las rendijas. Como decían en Prison Break, los zapatos de tacón son la prueba fehaciente de que Dios es hombre. Y no, no veo la serie por el actor, si no por lo mismo que no me perdía de ver con mi aita un capítulo de McGiver: porque jamás termina de sorprenderme la falta de límites de la imaginación humana, más si eres guionista.

5) Gracias de nuevo r3d =)

6) Ya he hecho banner, Dan =D Estará abajo enseguida. Gracias por instarme a ello =D El de alu está en proceso…

7) Sé que es una paranoia de post, pero necesitaba escribir de todo un poco, si no la mente no se vacía. Y es que así ando ahora mismo, dando vueltas a mil cosas a la vez, y a ninguna en particular. Pero sí que hay una determinación que he tomado y un proyecto asociado que pronto compartiré =) A lo mejor incluso hoy, pero en un artículo para él solito =)

Si no nos vemos, que lo paséis bien en Nochevieja… y de paso, ya que estamos… ¿sois de los que se van de cotillón, al casco viejo de la ciudad, o a una fiesta privada? Empiezo a pensar que o soy un poco rara por no ir de cotillón, o la gente está loca pagando esos precios…