h1

Pisoteando derechos (de artista)

febrero 3, 2009


Primo-Jr
Cargado originalmente por fiftyfootshadows

Últimamente se nota revuelo con las licencias de las redes sociales y otros sitios web, y no es para menos.

El último ha sido Facebook, que resulta que con nuestro click de ratón al crear una cuenta, se apodera de los derechos de todas nuestras fotos y comentarios publicados en su web. Les das el derecho de usar, copiar, transformar, distribuir, vender… tus obras e información para cualquier propósito y de cualquier manera. Y aún borrando la cuenta, tus datos siguen en su poder.

Hace ya cuatro años ocurrió lo mismo con deviantArt cuando se les ocurrió cambiar la política y quedarse con los derechos de los autores, aunque en su caso era más grave si cabe, ya que en dA se han ido fraguando y uniendo grandísimos artistas a los que no les hizo ninguna gracia que otros quisieran sacar provecho económico del que no ver un duro. Y claro, dA le vio los dientes al lobo y no mantuvo esas condiciones.

En lo que a otros ámbitos se refiere, me preocupa tremendamente la tendencia de los concursos de obras artísticas como pueden ser los de fotografía. El último mazazo ha sido el del concurso del diario Público: un premio de 3000€ para el ganador y dos de 1500€ para los dos finalistas, pero si leemos las bases, resulta que el periódico se reserva los derechos de propiedad intelectual y explotación de todas las fotografías enviadas. No podrás usarla sin su permiso para nada más. Hasta hace no muchos años, era lógico y habitual que se reservaran los derechos de las fotos ganadoras y de esta forma poder publicitar el fallo del concurso. Y si nos ponemos tiquismiquis, ni siquiera necesitan todos los derechos sobre las obras para poder hacer eso.

Pero hoy en día no, hoy en día van a lo bonzo. Creo que internet ha sido perjudicial en el sentido de que:

a) Los concursantes son más heterogéneos y nadie se queja. Es fácil pulsar el botón “Aceptar” sin haber leído el parrafón de condiciones de uso. ¿Quién no lo ha hecho? Y mucho más a menudo de lo que sería recomendable. En estos concursos participan personas de muy diferentes niveles y que no están acostumbrados a concursos de otra índole, además de que muchas veces los publicistas enfocan los concursos en esa dirección, simplemente a personas con una cámara digital compacta. ¿Y quién no la tiene? Esas personas suelen participar en muchos casos como quien juega a la lotería, a ver si toca. Los derechos no les preocupan demasiado ya que no los necesitan. Si en un concurso más profesional y del que sólo se enteran aquellos fotógrafos que se mantienen al tanto de convocatorias plantean unas condiciones tan abusivas, el concurso queda desierto, pero en internet no, en internet siempre hay alguien.

b) Les sale rentable. Saben que no van a tener muchos menos participantes, ya que la mayoría de la gente no se para a leer las soporíferas cláusulas, así que para qué ser éticos, si van a salir ganando sí o sí. Las empresas que hay detrás de estas webs y concursos sacan provecho del detalle, y como les da igual 50.000 participantes que 49.900, se reservan todos los derechos, por si las moscas. Excluyendo así a un montón de buenos y veteranos fotógrafos que todos deberíamos ver en los medios, pero que llevan demasiado tiempo en esto como para regalar los derechos de sus obras al listo de turno.

Esto deriva en una pérdida importante de talentos en los concursos con más tirón. Sí, por un lado hay más oportunidades, ¿pero a costa de tus derechos? No, ellos te advertirían si pudieran. Y lo peor es que luego pasa que nos indignamos con algunos primeros premios que si resultan ser lo mejor que tenían, cualquier jurado con algo de vergüenza hubiera dejado desiertos. Y eso sin entrar a hablar de aquellos en los que ganas según el número de amigos a los que engañes para que te voten, que tiene tela. Un desastre. Un auténtico desastre. Yo creo que ya he perdido toda esperanza de que cualquier concurso anunciado a bombo y platillo tenga unas condiciones y un fallo justo (siempre ha habido disconfirmidades y favoritismos, pero lo de ahora ya es el colmo).

Lo malo de esto es que a veces te planteas hasta qué punto estás dispuesto a ganar visibilidad aventurándote a que el riesgo de que reclamen tus derechos se convierta en un gran perjuicio. Y a ver a quién reclamas. Si quieres que tus derechos sigan siendo tuyos, ten cuidado con cuánto los arriesgas. Al menos en papel siempre puedes firmar y añadir un “No conforme” pero de momento que yo sepa, no existe esa opción en los contratos que firmamos por internet… Aquí, como se suele decir, el que no corre, vuela.

Anuncios

5 comentarios

  1. Pufff, la verdad es que es un tema muy escabroso. Últimamente parece que está de moda el saltarse a la torera todo tipo de derechos por parte de cualquier empresa y quedarse con el brazo, tronco y piernas de quién quiera participar.

    Hubo un par de concursos en los que estuve a punto de participar pero después de leer las condiciones me sentí tan explotado, que decidi que naranjas de la china y las fotos para mi y ahí se acaba la cosa :/


  2. Yo aquí veo la vertiente comercial de los promotores de la idea. Desde siempre, la manera más fácil de conseguir material gratis es organizar algo un concurso y obligar a los participantes a firmar un acuerdo por el cual, si se acepta renunciar a los derechos de autor de una obra, entras a participar en susodicho concurso.

    Los promotores ganan muchísimo material gratis a cambio de una pequeñísima inversión en premios (comparado con lo que sería solicitar profesionales que realizasen dicho trabajo) y se aseguran en las condiciones de que el concursante no se les va a subir a las barbas pidiendo lo que de verdad corresponde.

    Hasta aquí, todo correcto. Pero lo que no se puede es firmar (en internet el equivalente sería marcar la casilla de “acepto”) sin leer nada. Y si la mayoría de la gente leyese lo que pone en esos acuerdos, estos concursos quedarían desiertos. Porque nadie se apuntaría y la relación inversión-beneficios no sería rentable.

    Pero a ver quien es el listo que dice que no a 3000 lereles con la que está cayendo….


  3. Buf! Y penar que cuando salí de la uní mi solo preocupaba como iba el tema de registrar tu trabajo para que no te lo quitasen (y te salía una pasta)….. Pues nada, en vez de usar 10 servicios en internet, lo bajamos a 1 para así centrarnos en leer las claupsulas del contrato… porque ya no te puedes fiar de nadie.

    Y aunque parezca tontería lo de no leer no solo en internet… no son muchas las empresas que te dejan llevarte el contrato a casa para leertelo cuando vas a currar… para que no veas tu categoría profesional ni tus condiciones 🙂

    Como suele decirse la responsabilidad empieza en uno mismo, así que como empezamos a saber lo que hay.. debemos empezar a leer y pensar bien lo que hacemos.

    Un usuario responsable, una divulgación de la problemática suele ayudar a controlar los tratos abusivos.
    Así que adelante!!!


  4. La verdad es que siempre ha sido así, al menos en el mundo de los certamenes de cuento y relato corto, muchas veces se reservan los derechos sobre las obras -incluso aunque no sean premiadas-.


  5. lo más cojonudo es que luego está la otra cara de la moneda, los sitios que defienden el copyleft y ofrecen a los autores la difusión gratuita de sus obras siempre y cuando utilicen licencias copyleft, y que además te explican el por qué de esta filosofía.. pero por lo visto, a la mayoría de autores “les da mal rollo” la idea de que cualquiera pueda redistribuirlo, como si les estuvieran robando.. pero luego casi nadie mira las cláusulas en letra pequeña de otras páginas, con sus “términos y condiciones” que te están robando a la puta cara.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: