h1

VIDA

mayo 11, 2006


Life Rating

Voy a hacerme eco del post de alucard ($ echo $POST_ALU), ya que hace mucho que no hacía uno de estos y de paso pienso un poco en mí. A veces se nos olvida. Vivimos tan estresados… No es que tengamos muchas cosas que hacer (no todos al menos), si no que tenemos muchas cosas en las que pensar. Tenemos tantos hobbies, tantos vicios, tantos sueños, tantas pesadillas… que aunque nos sobre el tiempo para sentarnos un día en soledad sobre nuestra cama y pensar un poco dirigiéndonos a nuestro interior, no lo hacemos.

¿Cuánto hace que no os poneis a recordar anécdotas de cuando teníais 15 años? O a vuestro mejor amigo con 8 años. El mío era un cielo, no nos separaba nadie =). Quizá haya recuerdos de partidos de fútbol, de amistades que han desaparecido, o que han cambiado. Noches en el pueblo de algún compañero en la que más que dormir fue hablar y hablar, y confesarse acerca de cualquier cosa, o escuchar respuestas a preguntas que se le hacían al/la más ligón/a. No recuerdo la última vez que miré al cielo nocturno con verdadero fervor. No, espera… sí, sí que lo recuerdo… fue en Pirineos, siempre caigo embrujada ante esa infinita cúpula que me hace sentir minúscula. Recuerdo que cuando era pequeña, Altos Hornos aún estaba en marcha y gracias al ambiente contaminado siempre teníamos cositas brillantes en la piel. Sestao era mucho más oscuro y triste en aquel entonces, aunque yo lo sigo viendo igual por mucho verde que pongan. También recuerdo que quería tocar esas preciosas orugas con pelos de colores, pero también me daban asco. Y los disfraces hechos en la escuela con bolsas de basura de colores. Y aquel rincón del patio en el que nos subíamos a la valla para que nos diera en todo el cuerpo un viento de muchísimos km/h, pues estábamos justo sobre la cantera.

Eran buenos tiempos. No tenía muchos amigos, pero los que tenía eran imborrables. Hoy sigue siendo igual, sólo que ahora tengo un moooontón de conocidos. Debe ser la edad, con la edad surgen las reglas sociales y la educación. Al menos antes si alguien te odiaba te lo dejaba claro. Claro que nadie se preocupaba de ocultar sus intereses. Si tenías un mazo de cromos por abrir te salían amigos de todas partes. Qué tontería, comparar tiempos… todos tienen sus más y sus menos. Y no, lo cierto es que no me quejo de conocidos. Me alegran el día cuando nos cruzamos y sonreímos. Pero me doy cuenta de que me faltan amigos. Hay gente con la que puedo contar cuando quiera, pero es pura confianza, porque realmente tampoco sabemos tanto los unos de los otros. Y yo también acudiría a su llamada. ¿Será que la vida de hoy en día es así? ¿Debemos conformarnos con conocer a medias a nuestros amigos? Porque pocos quedan ya de los que conocía bien… de los de la escuela y el instituto.

Recuerdo que la primera vez que toqué un ordenador fue en 6º de EGB. Eran unos monitores amarillentos con unas cajas con dos disketteras para floppys. La cosa iba bien cuando metíamos programas educativos con gráficos de tres o cuatro colores. Pero cuando llegamos a la parte de los comandos de MS-DOS no sabía ni por donde me daba el aire. ¿”cd B:”? ¿”dir”? Dónde andarará esa maldita hoja de comandos… aún la veo por aquí perdida de vez en cuando. Guau, eran verdaderos conjuros para mí. Qué ironía. Después llegó mi Pentium 166 con el Quake, y el Battle Chess, y el Duke Nukem… y… bueno… mi perspectiva sobre la informática cambió mucho xD

No sé… a veces echo en falta todo aquello. Todo era nuevo, todo era mágico… cualquier cosa te hacía saltar el corazón. Recuerdo que cuando aprendí a leer, iba por la calle leyendo en voz alta todos los carteles que me cruzaba, ¡Me encantaba! No sé cómo pudo aguantarme mi ama =)

No volvería atrás… claro que no. Ahora tengo cosas que antes no podía ni entender, ni sentir, y no las cambiaría por nada. Pero creo que es el Amor, el que nos hace sentirnos a menudo como cuando éramos niños. Nos ilusionamos con pequeñeces, nos enfadamos por tonterías, nos volcamos 100% en lo que hacemos y nos ayuda a superar todas las barreras con la misma alegría con la que lo haríamos si fuéramos niños. Nos caíamos, nos abríamos la rodilla, llorábamos fuerte, y vuelta a jugar. Era guay. A veces pienso que ser niño es ser lo más frágil del mundo, y a la vez lo más fuerte.

Anuncios

15 comentarios

  1. Yo recuerdo saltar los muros del colegio para jugar en la cancha.

    Poco mas…

    Que bueno es ser universitario =)


  2. Yo recuerdo que de chico ya iba contra la corriente, y jure que nunca iba a convertirme en un adulto.
    Todavia no rompi el juramento, hay quienes piensan que mayores responsabilidades conllevan mayor seriedad y por ende, mayor amargura. Estoy contento de tener 7 años por dentro.

    Yo tampoco volveria atras, pero la nostalgia a veces me puede, y mas cuando es mucho lo que se dejo atras, ¿no?


  3. yo recuerdo que nunca pensaba que mi vida pasase de los 30… y ahora estoy alucinado de lo que estoy durando…

    …con la mala vida que me he pegado/pego…


  4. Un post muy chulo. Me ha hecho recordar muchas cosas y darme cuenta de que también hay gente que mira para dentro de vez en cuando e intenta mejorar. Eso es lo mejor de la vida. O la vida en si misma, quien sabe ;-DD

    A mi me encantan las historias nostalgicas, y ya de paso, hablando de nostalgia te recomiendo Cinema Paradiso, peli que si no has visto, te animo a que lo hagas, jejeje ;-DDDD

    bye


  5. Bua efe… un poco más certero y me atraviesas 😀 Estaba justo preparando una nueva pestaña que aparecerá en breve, aunque pensaba esperar a que alguien se diera cuenta… ya me entendereis ^_^

    A mí me ha gustado tu comentario… me alegra saber que ha estimulado a alguien más =D


  6. Me ha llegado. No me atrevo a decir más, pero me han encantado tus reflexiones. Siempre parecen mejores los tiempos pasados?


  7. Ya lo dije una vez… de la infancia se recuerda mucho, la mayoria buenos recuerdos. Recuerdos alimentados de curiosidad hacia lo extraño y servidos junto a una gran copa de inocencia…

    Que tiempos en los que me pasaba la tarde depues de ikastola en la calle esperando a que ama me llamara a cenar desde la ventana… snif 😉

    Las consolas portatiles hasta los 12 años se estan cargando el bote-bote!!


  8. Nosotros por lo menos tuvimos infancia; ahora con las Lonjas, Internet, Móviles, SMS, Messenger … se están cargando todo eso; vivimos demasiado rápido y no llegamos a apreciar los dias, los momentos que valen …
    … menos mal que todavia hay gente de la de antes y se puede quedar para tomar un zumo, una cerveza o lo que sea y hablar cómo si el tiempo no hubiera pasado.
    Post interesante 😛


  9. 🙂

    Muy bonito de verdad …

    salu2 !


  10. ..ah, esa nostalgia.. a veces miramos atrás, y no podemos evitar tocarnos todas esas cicatrices, heridas que nos cambiaron la vida.

    Pero tampoco podemos evitar recordar esas pequeñas cosas que por sencillas que parezcan, nos roban siempre una sonrisa…. y esos momentos tan especiales que nos hacen sentirnos únic@s e irrepetibles ^_^


  11. Se agradece que te lean de vez en cuando, pensaba que no lo hacía nadie la verdad, sino los 4 gatos de siempre y que son los únicos que comentan, gracias y enhorabuena por tu blog, me ha gustado ;).

    P.D.: En cuanto a las tiendas Ebay, a ver cuando tengo tiempo de hacer una lista por categorías ^^.


  12. La verdad es que trato de no pensar en ello.
    Sé por experiencia que si dejo de pensar en ellos, acabaré por olvidar casi todos los detalles, pero si pienso en ellos me doy cuenta de la miserable vida que llevo ahora y no quiero estar pensando en el pasado continuamente, es demasiado triste.
    Como se suele decir, cualquier tiempo pasado fue mejor.
    A los que estáis felices con vuetras vidas, alegraros por ello, porque en cualquier momento podeis perderlo.


  13. No quisiera sonar como aquella que da consejos vacíos desde su cómoda y feliz vida; si comento algo es porque yo también he vivido esos momentos. Sin saber absolutamente nada de ti, si es un problema emocional, lo único que puedo decir es que si algo he aprendido es que aunque no se esté contento con la vida de uno mismo, lo primordial, ante todas las cosas, es no estar sólo. Tirar de amigos, y si no de compañeros de curro, o de estudios, antiguos amigos, conocidos… lo importante es tener una excusa para seguir saliendo a la calle. Las oportunidades no vienen a casa.

    Y si el problema es el trabajo, la salud… cualquier cosa… lo importante es no rendirse, apuntar todo lo que pueda ayudar, y no parar. A la vida le puede dar por ser muy puta durante demasiado tiempo seguido… pero no será así eternamente, así que hay que mantenerse firme para estar ahí cuando se canse y cese en su forcejeo.

    No es limosna, no es compasión… te lo digo de corazón, no llueve eternamente, aunque en mitad de la tormenta nos parezca lo contrario.


  14. Gracias por dirigirme unas palabras 🙂


  15. Me alegra leer/oír eso =) Gracias por animarte tú a compartir unos minutos =)** Espero que no los últimos ^_^



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: